Autoridades le han quitado al crimen organizado este año unos ¢40 millones en cargas de esa droga

Por: Hugo Solano 19 octubre

Una prófuga de la Justicia de Costa Rica y Nicaragua fue detenida por introducir al país 120 frascos de la droga conocida como ketamina, valorados en más de ¢7 millones.

La ketamina es de uso veterinario, pero en nuestro país es utilizada por narcotraficantes que lo comercializan como cualquier otra droga, ya que se trata de un poderoso sedante.

Oficiales de la Policía de Fronteras, destacados en La Cruz, Guanacaste, aprehendieron a la mujer de origen nicaragüense y de apellidos Rugama Aguirre el martes pasado y la dejaron a la orden de la Fiscalía.

Ella viajaba como acompañante de un motociclista costarricense de apellidos Romero Venegas, de 36 años, quien también quedó bajo custodia de las autoridades.

La mujer había sido investigada en nuestro país por introducción de droga a un centro penal.
La mujer había sido investigada en nuestro país por introducción de droga a un centro penal.

La captura tuvo lugar a tres kilómetros de la línea limítrofe con Nicaragua, durante una revisión de rutina a los ocupantes de la motocicleta, cuando transitaban por las cercanías de la entrada a Santa Cecilia y se dirigían hacia La Cruz.

De acuerdo con Allan Obando, director de la Policía de Fronteras, el cumplimiento se dio luego de que los oficiales procedieran a darle la voz de alto al conductor de la motocicleta.

Tras solicitarle a su acompañante que se identificara, la mujer mostró una cédula falsa a nombre de una costarricense de apellido Munguía, por lo que, al verse descubierta por los policías, presentó la cédula nicaragüense original, en la que constaba que su apellido era Rugama, de unos 30 años.

Luego de pedirle que enseñara el contenido de su bolso, la nicaragüense mostró 120 frascos de ketamina líquida.

La fiscal de turno de Liberia ordenó aprehender a ambas personas. En el caso de la mujer fue detenida como sospechosa de transporte de drogas, mientras que el costarricense, oriundo de Limón y vecino de Upala, quedó detenido por el supuesto delito de tráfico de personas.

De igual modo, los oficiales fronterizos se comunicaron con la Policía de Tránsito para que se hiciera cargo de la motocicleta.

El uso de la ketamina se consolida como una droga más, según lo evidencian los hallazgos policiales en bares y viviendas.
El uso de la ketamina se consolida como una droga más, según lo evidencian los hallazgos policiales en bares y viviendas.

Sospechosa buscada en ambos países

El comisionado Obando dijo que la mujer era buscada en nuestro país por el delito de tráfico de drogas en centros penitenciarios, en tanto que las autoridades de Nicaragua también la requerían, aunque no se logró determinar por qué causas.

Este es el cuarto decomiso más grande de dicha droga que realiza este año la Policía de Fronteras en las cercanías del puesto fronterizo de Peñas Blancas.

El 7 de enero los oficiales fronterizos decomisaron 19 frascos, el 3 de marzo 200, el 14 de mayo 149 frascos y el 8 de junio 305, siendo ese el mayor decomiso registrado hasta el momento de la citada droga.

Ketamina se comercializa en el Valle Central

El 24 de febrero la Policía de Control de Drogas (PCD) efectuó el primer allanamiento de una organización criminal que expendía ketamina en Los Cuadros de Purral, cantón de Goicoechea.

En ese operativo los agentes de la PCD capturaron a tres personas, quienes además de otras drogas tenían en su poder 30 dosis de ketamina en polvo y tres frascos de vidrio con 110 miligramos de ese mismo fármaco cada uno.

En otra acción policial, el 11 de octubre oficiales de la Fuerza Pública integrados en Fuerzas Especiales Operativas intervinieron un búnker en barrio Cuba, distrito Hospital, San José.

En ese sitio decomisaron 138 frascos con ketamina y 89 gramos más de esa misma droga, además de 480 gramos de marihuana, 31 proyectiles de diversos calibres y ¢2,2 millones.

Con el decomiso del martes suman ya 793 los frascos de ketamina decomisados entre enero y octubre por parte de la Policía de Fronteras en los cantones de La Cruz y Los Chiles. La droga incautada está valorada en unos ¢40 millones.

Etiquetado como: