Por: Carlos Láscarez S. 17 julio, 2014

Tracia, una pastor belga, ha realizado varios hallazgos este año. | MSP
Tracia, una pastor belga, ha realizado varios hallazgos este año. | MSP

Un perro adiestrado de la Unidad Canina del Ministerio de Seguridad Pública halló 2.346 gramos de cocaína que viajaban ocultos en sobres de correspondencia con destino a Israel. El estupefaciente fue detectado por Kimba, perro que dio la alerta durante una revisión de rutina en una terminal del aeropuerto Juan Santamaría.

Horas después del primer descubrimiento, en otra terminal aérea en Alajuela, una perra entrenada de nombre Tracia, junto a un oficial de apellido Gómez, encontraron 19,6 gramos de cocaína. Estos iban escondidos dentro de un sobre con destino a Suiza.

Sabuesos. El 29 de junio anterior, Tracia, una pastor belga malinois, y otro can dieron con 1,4 kilos de cocaína que un hombre de apellido Urriaga, de nacionalidad colombiana, transportaba en una caja de zapatos dentro de un maletín, en un automóvil.

La aprehensión ocurrió en un retén policial localizado en el cruce de San Luis de Santo Domingo de Heredia, sobre la carretera Braulio Carrillo, que comunica San José con Guápiles.

Tres días antes, otros perros especializados del Ministerio de Seguridad descubrieron 2,8 kilos de cocaína en termos metálicos dentro del Juan Santamaría; estos serían llevados vía aérea hasta Irlanda, en Europa.

Una acción más se registró el 24 de junio anterior, cuando un perro llamado Chéster descubrió $68.200 (unos ¢37,5 millones) que dos costarricenses llevaban dentro de un vehículo.

El comiso se realizó en el puesto de control ubicado sobre el kilómetro 35 de la carretera Interamericana Sur, cerca de localidad de La Gamba, en Golfito.