Se les decomisó marihuana, crack, dinero y municiones de arma de fuego

Por: Hugo Solano 28 noviembre, 2014

Un joven de apellido Castro, de 20 de años, cayó en manos de agentes de la Policía de Control de Drogas (PCD) que allanaron su casa en Villa Esperanza de Pavas, donde también capturaron a un nicaragüense apellidado Campos, de 21 años, como cómplice en el negocio de venta de drogas.

En la vivienda los policías decomisaron semillas, picadura y dosis de marihuana, así como crack y dinero en efectivo, el cual se presume fue obtenido por el ilícito comercio. Según la PCD, ambos detenidos eran los principales distribuidores de droga en esa ciudadela.

La detención se dio tras recibir cuatro denuncias ante la línea confidencial y gratuita 1176. A partir de ahí, los agentes de la PCD iniciaron una investigación que los llevó a corroborar que Castro y Campos se dedicaban al comercio de drogas.

Ninguno de los dos detenidos tenía antecedentes policiales. Una serie de denuncias a la línea 1176 permitieron a la PCD sustentar el ilícito y allanar la casa.
Ninguno de los dos detenidos tenía antecedentes policiales. Una serie de denuncias a la línea 1176 permitieron a la PCD sustentar el ilícito y allanar la casa.

La investigación efectuada por las autoridades de la PCD culminó con el decomiso de 860 gramos de marihuana comprimida, 123 cigarrillos de marihuana y 25 gramos en semillas de esa planta, además de 23 gramos de marihuana tipo crippy.

A ello se suma el decomiso de cuatro dosis de crack y ¢63.000 en efectivo, dinero que se presume fue obtenido como resultado de la ilícita venta de drogas en dicha comunidad. También se ubicó un cargador para AK-47 con dos municiones, una romana e implementos varios.

Los agentes de la PCD presentaron a los sujetos ante el la Fiscalía.