En siete allanamientos detuvo a ocho personas a quienes investigaban hace 11 meses

Por: Hugo Solano 3 octubre, 2014
Los ocho detenidos tenían antecedentes y no dudaban en acudir a las armas de fuego para dirimir cualquier lucha por territorio.
Los ocho detenidos tenían antecedentes y no dudaban en acudir a las armas de fuego para dirimir cualquier lucha por territorio.

Un grupo organizado dedicado al tráfico local de drogas en Alajuela, liderado por sujetos con antecedentes de homicidio, fue desarticulado este viernes por las autoridades del Ministerio de Seguridad Pública. En total cayeron ocho personas en siete allanamientos.

El líder de la organización es de apellido Abarca, de 32 años y conocido como Five, quien además de jefear la banda proveía la cocaína, marihuana y crack en los cantones de Alajuela, Grecia, Atenas y Naranjo. Cuenta con antecedentes por homicidio simple y robo.

La investigación de la Policía de Control de Drogas (PCD) duró casi un año y concluyó con el allanamiento de las siete viviendas donde residían los integrantes del grupo en barrio San José, barrio San Roque y el centro de Grecia, así como en Santa Eulalia de Atenas.

El principal colaborador de Abarca es un sujeto de apellido Montero, de 25 años, quien fungía como bodega, preparador de la droga en dosis, distribuidor y encargado de recoger dineros producto de las ventas. Posee antecedentes por venta de drogas y agresión con arma, además descontó prisión por robo.

A estos se unen tres distribuidores y vendedores de apellidos: Hoffman, conocido como Guápiles; Mena, alias Cuaji o Rasta; y Rodríguez, todos con antecedentes por múltiples delitos.

En el nivel más bajo de la red la PCD capturó a los vendedores de apellidos Mora, Quesada y Rodríguez, los cuales también tienen historial delictivo.

Se les decomisó casi ¢1,5 millones, varias dosis de cocaína, 130 dosis de crack y 3,7 kilos de marihuana comprimida. También una pistola calibre 9 milímetros, dos cargadores, 28 proyectiles, una romana electrónica.

Los detenidos, la droga y demás bienes decomisados quedaron a la orden del Ministerio Público.