Otra mujer de 18 años también quedó a la orden de la Fiscalía

 18 febrero, 2015
Las tres mujeres quedaron a la orden de la Fiscalía. Desde enero el OIJ les seguía la pista por sospechas de venta de drogas.
Las tres mujeres quedaron a la orden de la Fiscalía. Desde enero el OIJ les seguía la pista por sospechas de venta de drogas.

Tres mujeres de 47, 30 y 18 años, dos de ellas madre e hija, cayeron en manos de agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Batán, como sospechosas de vender droga en Matina, Limón.

En total se allanaron tres viviendas en Carrandi de Matina ya que, según versiones preliminares del OIJ, desde enero se comenzó a recabar información que indicaba que esas mujeres se dedicaban a la venta de crack y marihuana.

Las ventas se realizaban en la casa de una de las mujeres detenidas.

Los investigadores judiciales realizaron un operativo pasadas las 10 a. m. y allanaron las tres casas, logrando la detención de las tres sospechosas. La mayor de las detenidas, de apellido Carrillo es la madre de otra de apellido Martínez, de 30. La otra sospechosa es de 18 años, apellidada Espinoza.

Tras el ingreso, los agentes decomisaron dinero que al parecer es producto de las ventas ,teléfonos celulares y gran cantidad de droga ya preparada para la venta.

Las tres quedaran con un informe a las órdenes del Ministerio Público para que se le determine su situación jurídica.

Etiquetado como: