Por: Carlos Láscarez S. 3 junio

Un individuo de apellido Castro, de 26 años y quien permanecía en fuga tras no presentarse a una audiencia de medidas cautelares por presunto narcotráfico, fue aprehendido este sábado por la Policía Judicial.

La detención ocurrió en el centro de Limón, luego de que agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) recibieron, desde el viernes, información confidencial de que el individuo se desplazaba en un vehículo.

Agentes del OIJ de Limón y oficiales de la Fuerza Pública arrestaron a Castro cuando conducía un vehículo.
Agentes del OIJ de Limón y oficiales de la Fuerza Pública arrestaron a Castro cuando conducía un vehículo.

Junto con oficiales de la Fuerza Pública, los policías judiciales realizaron un cierre de vías, lo que dio como resultado la aprehensión de Castro, quien era el capitán de una lancha rápida que trasladaba 1.235 kilos de marihuana procedente de Jamaica.

El 12 de abril, cuando la embarcación fue divisada por Guardacostas y por un avión de los Estados Unidos, los hombres empezaron a lanzar los paquetes de droga al mar.

Según el primer informe que rindió Guardacostas, se decomisaron 48 sacos que contenían marihuana. No obstante, en el recuento final, los funcionarios de la Policía de Control de Drogas reportaron 53 sacos.

Oficiales del Servicio Nacional de Guardacostas arrestaron a los tripulantes, a 75 kilómetros de la costa de Limón, cuando viajaban a bordo de una lancha rápida, sin matrícula.

Los otros detenidos responden a los apellidos Bernand (31), Acuña (24) y Joseph (27), oriundos de diferentes barrios de la provincia de Limón.

Debido a un error en el conteo de la droga, los cuatro hombres fueron liberados en primera instancia por un juez de Limón, hasta que otro ordenó que fueran detenidos.

En el caso de Acuña, este descuenta seis meses de prisión preventiva, mientras que Bernand y Joseph continúan en fuga, por lo que son requeridos por las autoridades.

El ministro de Seguridad, Gustavo Mata, manifestó días atrás que le resultaba "particularmente preocupante" la libertad de los cuatro encartados, sin imponer alguna otra medida.