27 agosto, 2014

Santa Cruz. Una narcofamilia, integrada por tres hermanos y un particular, fue detenida ayer por agentes del OIJ de Santa Cruz, con el apoyo de un perro de la Unidad K-9, luego de que se allanó la casa donde vivía.

El operativo se realizó a las 9:30 a. m., al costado sur del puente sobre el río En Medio, en Santa Cruz.

Los hermanos arrestados (dos mujeres y un hombre) son de apellido Serrano, mientras que el otro detenido se apellida Gómez.

De acuerdo con el OIJ, los sospechosos tenían varios meses de operar en la zona, pero se cuidaban mucho para no ser detectados.

Para ello, contaban con la ayuda de un “campana”, hombre que alertaba a los familiares sobre la presencia de personas ajenas al pueblo o de apariencia extraña.

Entre lo decomisado al grupo, destacan 60 dosis de crack y marihuana, así como los billetes marcados con los que se hizo una precompra, que culminó con los arrestos.

Una de las mujeres detenidas fue esposada y custodiada por una agente judicial hasta la Fiscalía, para su respectiva indagatoria. | ÁLVARO DUARTE
Una de las mujeres detenidas fue esposada y custodiada por una agente judicial hasta la Fiscalía, para su respectiva indagatoria. | ÁLVARO DUARTE

En apariencia, los sospechosos abastecían de droga, en su mayoría, a estudiantes de colegio, que iban hacia su centro de estudios.

Durante el operativo, se contó, de forma activa, con el perro pastor alemán Alf, entrenado para la detección de estupefacientes. El can fue el encargado de encontrar los escondites de droga dentro de la humilde vivienda, la cual fue levantada con láminas de cinc y viejos tablones de madera.

Dentro de la propiedad revisada también se ubicó a cuatro menores de edad, hijos de los aprehendidos, los cuales quedaron en manos de funcionarios del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) de Santa Cruz, quienes los trasladaron hasta un albergue, mientras se define quién se hará cargo de ellos.

El allanamiento se extendió por casi tres horas bajo un fuerte sol.