Por: Carlos Arguedas C. 18 mayo, 2014

Luego de pagar una fianza de ¢3 millones, un individuo de apellido Zamora, liberado por la jueza Rosa Elena Gamboa, huyó del país y se presume que está en el Caribe de Honduras.

Este individuo, de origen nicaragüense, fue detenido el 30 de julio del 2011 durante una persecución que hicieron embarcaciones del Servicio Nacional de Guardacostas (SNG) de dos lanchas en el mar Caribe costarricense. Una de ellas trasladaba 1.122 kilos de marihuana jamaiquina.

En esa ocasión, también fueron capturadas otras cinco personas de apellidos Samuel, Dofman, Hamm, Newbold y Núñez.

El Juzgado Penal de Limón dictó contra los implicados seis meses de prisión preventiva. Empero, Zamora fue liberado el 14 de agosto del 2011, luego de presentar una apelación. La encargada de resolver la impugnación fue la jueza Gamboa, quien fue aprehendida el viernes.

En aquel momento, el abogado Eduardo Barboza Orias, defensor de Zamora, explicó que durante la audiencia se logró demostrar que tenía arraigo y un trabajo estable. “Zamora tiene familia en Limón y un negocio estable”, dijo. La jueza Gamboa le impuso al imputado en narcotráfico la fianza, firmar cada 15 días y le prohibió salir del país.

No obstante, ese pescador desapareció poco tiempo después, al igual que su compañera sentimental. Incluso, los bienes que ella tiene en el país, tres vehículos y una finca, aparecen con gravámenes por una causa judicial elevada por el delito de legitimación de capitales.

Contra Zamora y su esposa hay una orden de captura, pero ayer no fue posible verificar desde cuándo está vigente.

Los otros implicados en este caso Samuel, Dofman, Hamm, Newbold y Núñez fueron a juicio en octubre del año pasado.