Otros cinco individuos detenidos el viernes también quedaron tras las rejas y los cinco restantes están libres

Por: Hugo Solano 6 marzo
Uno de los líderes de la banda fue capturado dentro de una vivienda en La Uruca, San José.
Uno de los líderes de la banda fue capturado dentro de una vivienda en La Uruca, San José.

El Juzgado Penal de Puntarenas dictó este lunes seis meses de prisión preventiva en contra seis de los once hombres detenidos el viernes pasado, acusados de conformar una red de tráfico internacional de drogas. Entre los encarcelados figura un oficial del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Al parecer, la organización criminal también realizaba traslados de dinero, producto de la venta de estupefacientes y descargas de droga en la costa Pacífica del país.

Entre los seis individuos que quedaron presos está el oficial de apellidos Alemán Rodríguez, de 31 años, quien tenía una década de laborar en el OIJ de Pérez Zeledón.

Se le suman los líderes del grupo, apellidados Ceciliano Cubillo, de 29 años y de oficio pescador, y Barrantes Marín, de 43 años.

También quedaron presos dos hombres de apellidos Arias Cubillo y Granados Narváez, sospechosos de suplir a la organización de las embarcaciones requeridas y de contratar la tripulación de esas lanchas.

Otro que está tras los barrotes es de apellido Castillo Solís, al parecer contacto directo entre las organizaciones criminales.

Así lo informó este lunes el Departamento de Prensa y Comunicación Organizacional del Poder Judicial, pues la audiencia empezó desde el sábado y concluyó hasta este lunes.

Los otros cinco detenidos el viernes quedaron libres, pero se desconoce si se les dictó algún otro tipo de medida cautelar.

La organización fue desarticulada la mañana del viernes 3 de marzo en 11 allanamientos en Puntarenas, San José y Alajuela.

De acuerdo con Wálter Espinoza, este grupo narco traía cocaína por vía marítima desde Colombia y la enviaba a países de Europa como España e Inglaterra, lo mismo que a Estados Unidos, a través de contenedores.

Según Jorge Chavarría, Fiscal General, el agente del OIJ transmitía información y se encargaba de tareas de seguridad dentro de la red.

Ese individuo llevaba una vida normal y fue mediante labores de vigilancia que se logró su vinculación con el grupo narco.