Autoridades detuvieron a cinco sujetos cuando cavaban fosas

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 24 mayo, 2016

Una agrupación de narcotraficantes tenía enterrada una gran cantidad de cocaíana detrás de una casa, en una propiedad privada, a unos 200 metros de la playa, en Mogos de Sierpe, en Osa de Puntarenas.

La carga fue descubierta en la tarde de ayer por oficiales de la Fuerza Pública y agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), quienes entraron al lugar justo en el momento en que unos individuos cavaban unas fosas. En uno de esos huecos, se hallaron los estupefacientes.

Al cierre de la edición, las autoridades estimaban que se trataba de unas 60 pacas con más de una tonelada de droga; no obstante, se encontraban en el proceso de contarla.

En el operativo, los oficiales detuvieron a cuatro individuos, de apellidos s Bermúdez, Serrano, Flores y Agüero. Ellos fueron llevados a la Fiscalía.

El ministro de Seguridad, Gustavo Mata, explicó que esta droga es traída y sacada del país por vía marítima.

Operación. De acuerdo con el jerarca, los cuerpos policiales tenían información que indicaba que en la vivienda se escondía un sujeto que era requerido por las autoridades.

Además, habían recibido datos sobre movimientos extraños en esa zona.

Los agentes entraron armados para hacer la captura del sospechoso y, en ese momento, descubrieron los hoyos.

Para continuar con la operación, se llamó a la Unidad Canina del Ministerio.

Ayer, se informó de que una vez que los agentes terminaran de contar la droga, esta sería llevada como prueba a la Fiscalía.

El ministro de Seguridad anunció que enviaría a unidades a revisar la zona costera.

“Ahí llegan embarcaciones con 400 kilos de coca. Voy a enviar zapadores”, indicó.