Autoridades decomisaron 213 kilos de cocaína, $200.000 y 3 armas

Por: Katherine Chaves R. 27 junio, 2015
Esta es una de las casas en Heredia, donde el líder de la agrupación, de apellido Gómez, revisaba la cocaína y la reempacaba para trasladarla a Guatemala y México. Foto: Cortesía de Warren Campos
Esta es una de las casas en Heredia, donde el líder de la agrupación, de apellido Gómez, revisaba la cocaína y la reempacaba para trasladarla a Guatemala y México. Foto: Cortesía de Warren Campos

Un mexicano, oriundo de Sinaloa y de apellido Gómez, fue detenido el viernes en Heredia por ser el supuesto líder de una banda que transportaba cocaína desde Costa Rica hasta México.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) también capturó a otros cuatro miembros del grupo; tres de ellos fueron aprehendidos el viernes en esa misma provincia y uno fue detenido el miércoles en la ruta 27.

Además del cabecilla de la agrupación, los apresados ayer fueron un colombiano (Cardona) y dos hermanos costarricenses (Delgado), de los cuales una es mujer y esposa del líder la agrupación.

Mientras tanto, el miércoles, la Policía Judicial capturó a otro sinaloense, de apellido Cazares, por llevar 47 kilos de cocaína en su carro.

En los operativos de ayer, los agentes allanaron las casas que alquilaba el líder de la banda, en San Rafael de Heredia, y un local de bisutería en San Pablo, propiedad del colombiano.

Según un conteo preliminar, en las viviendas decomisaron 213 kilos de cocaína, $216.415 y ¢8.000 en efectivo, tres armas calibre 9 milímetros, una ametralladora y tres vehículos.

La Fiscalía comunicó que en el bazar encontraron material para embalar la droga.

Hasta ayer, las autoridades no confirmaban ni descartaban que los detenidos pertenezcan a un cartel mexicano de droga.

Los cuatro detenidos fueron trasladados al Juzgado Penal de Heredia, donde ayer por la tarde fue realizada la audiencia de medidas cautelares contra los sospechosos. Foto: Alonso Tenorio
Los cuatro detenidos fueron trasladados al Juzgado Penal de Heredia, donde ayer por la tarde fue realizada la audiencia de medidas cautelares contra los sospechosos. Foto: Alonso Tenorio

Alerta internacional. La detención del mexicano, el miércoles, condujo a la Policía hasta el resto de la agrupación, según Celso Gamboa, fiscal adjunto.

“Los integrantes de Sinaloa tienen una relación de estructura. El mexicano (que detuvieron en ruta 27) venía saliendo de una de las viviendas que allanamos hoy (este viernes) el día de su captura. Eso nos lleva a allanar esa casa y luego a relacionarlo con las demás personas”.

Pero el OIJ comunicó que la investigación comenzó por una información que aportó la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, desde hace tres meses.

Según ese informe, los sujetos traían la droga al país proveniente de Colombia. Cuando estaban en Costa Rica, el líder de la agrupación alquilaba casas lujosas para revisar la cocaína y luego reempacarla para trasladarla a Guatemala y México.

Tras los allanamientos, en horas de la tarde, llegó un camión blindado para retirar el dinero decomisado, que ascendió los $200.000. Foto: Alonso Tenorio
Tras los allanamientos, en horas de la tarde, llegó un camión blindado para retirar el dinero decomisado, que ascendió los $200.000. Foto: Alonso Tenorio

Gerald Campos, subdirector del OIJ, aseveró que, antes de acopiar la mercancía, los miembros del grupo se reunían en la bisutería, en San Pablo. “Trabajamos en coordinación con el Centro Nacional de Intervenciones. Iniciamos la intervención y, gracias a ello, pudimos identificar a los integrantes de la banda (...) Es importante porque hablamos de un movimiento de droga constante que se estaba dando desde Colombia hasta países del norte”, explicó Gerald Campos, subdirector del OIJ. “Usaban este lugar como centro de reuniones para hacer toda la planeación del trabajo estratégico que tenían en el país”, afirmó.

Las autoridades indicaron que la banda transporta la droga de un país a otro por vía terrestre, pero no quisieron revelar más información. “Queremos ahondar para ver si podemos ligar a más personas tanto dentro como fuera del país”, dijo Campos.

Preocupación. Celso Gamboa exteriorizó su inquietud por la penetración de carteles mexicanos de droga en Costa Rica.

“Es un hecho innegable y poco a poco han sido descubiertos. Saber cuál cartel está es el tema complicado, porque no se identifican (...). Hemos empezado a sentir con mayor intensidad la penetración de grupos mexicanos”, comentó el fiscal.