Exconvicto y hermano lideraban organización desde hace dos años

Por: Eillyn Jiménez B. 23 agosto

Una banda que operaba en Pérez Zeledón y Buenos Aires de Puntarenas comercializaba drogas como marihuana, cocaína y crack, por las cuales recibía en promedio ¢20 millones a la semana.

Así lo dio a conocer este miércoles por la mañana el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), luego de 34 allanamientos realizados en casas, puntos de almacenamiento y lugares de distribución en ambas localidades.

La estimación de la Policía Judicial es que por semana el grupo, integrado por 28 personas, vendía al menos cinco kilos de clorohidrato de cocaína ya procesado, así como hasta 22 kilos de marihuana.

Mauricio Boraschi, fiscal adjunto de Fiscalías Territoriales, dijo que durante la investigación se pudo establecer que la marihuana era traída de la zona caribe costarricense, mientras que se presume que la cocaína provenía de Panamá.

La organización era liderada por dos medios hermanos, apellidados Arce Chaves, de 41 años, y Chaves Rodríguez (30), quienes con ayuda de su hermana, identificada con los apellidos Espinoza Chaves, reclutaron en dos años a 25 personas más para que realizaran funciones de distribución, transporte y almacenamiento de estupefacientes.

Chaves Rodríguez fue condenado recientemente a ocho años de cárcel por tráfico de droga; sin embargo, salió bajo beneficio, al señalar a uno de sus empleados como patrono.

"El grupo tenía dos vías de operación, una era mediante el método express, para lo cual tenían representantes de ventas que entregaban y distribuían la droga a los consumidores y el otro era el establecimiento de búnkeres o centros de distribución estáticos, donde los interesados llegaban a adquirir el producto", explicó el director del OIJ, Wálter Espinoza.

En total, los agentes detuvieron a 28 personas.
En total, los agentes detuvieron a 28 personas.

De acuerdo con las autoridades, la agrupación criminal tenía dominada la venta de drogas en la zona sur, ya que aprovecharon la desaparición de otras bandas para aumentar su poderío.

El jerarca policial mencionó que, además del tráfico de drogas, al grupo se le vincula con dos tentativas de homicidio, agresiones calificadas y amenazas, métodos con los que cobraban deudas o amenazaban a rivales de forma violenta.

El 29 de marzo de este año, los gatilleros del grupo intentaron matar a un sujeto de apellido Garro, quien a pesar de estar bajo el mando de los hermanos, recibió un disparo en el pecho para robarle la droga que tenía bajo su poder, en Buenos Aires de Puntarenas.

"Ellos mantenían negocios, tuvieron desacuerdos y llegaron a robarle la droga que tenía (Garro)", afirmó el fiscal general, Jorge Chavarría.

Las aprehensiones se hicieron en Pérez Zeledón y Buenos Aires de Puntarenas.
Las aprehensiones se hicieron en Pérez Zeledón y Buenos Aires de Puntarenas.
Asesoría financiera

La agrupación también contaba con asesoría financiera de parte de un hombre apellidado Quirós, quien se encargaba de que fuese posible legitimar, blanquear o lavar el dinero que obtenían.

Espinoza manifestó que el sujeto cambiaba los colones por dólares y hacía labores que permitían "insertar el numerario (dinero) en el sistema financiero, para que la organización pudiera trabajar de manera ilegítima sin levantar sospechas".

Las ganancias obtenidas por la venta de droga eran utilizadas para la compra de vehículos y propiedades; sin embargo, no está establecido, de momento, cuántos bienes en total adquirió la banda.

"Ellos generaban por lo menos ¢20 millones a la semana, los cuales invertían en vehículos, algunos de lujo, actividades sociales, compañía, juegos y diversión, un estilo de vida compatible con lo que suelen mostrar los traficantes que generan muchas ganancias", detalló Espinoza.

Los agentes ubicaron 93 paquetes de marihuana de 226 gramos cada uno en una sola vivienda.
Los agentes ubicaron 93 paquetes de marihuana de 226 gramos cada uno en una sola vivienda.
En uno de los lugares allanados se encontró pasta de cocaína.
En uno de los lugares allanados se encontró pasta de cocaína.

En los operativos, los agentes judiciales decomisaron tres carros de alto valor, marihuana, cocaína, dinero en efectivo, una carabina, una escopeta, dos revólveres, así como armas de fabricación casera y municiones de armas nueve milímetros, calibre 22 y AK-47.

Esta tarde, la Fiscalía informó de que pedirá prisión preventiva contra los 28 detenidos por infracción a la Ley de Psicotrópicos, delitos contra la vida y legitimación de capitales. La audiencia está prevista para este jueves en el Juzgado Penal de Pérez Zeledón.

En Pérez Zeledón se realizaron 26 allanamientos.
En Pérez Zeledón se realizaron 26 allanamientos.

Información actualizada a las 6:12 p. m. con datos brindados por el OIJ y la Fiscalía.