Traficantes usan mercancías para ocultar pequeñas dosis de droga cuyo precio en Europa es sumamente alto

Por: Hugo Solano 21 julio, 2014

Agentes de la Policía de Control de Drogas (PCD), destacados en el aeropuerto Juan Santamaría, descubrieron 129 gramos de cocaína durante la revisión de una caja con jarras térmicas que iban con destino a Mechelsestraat, Bélgica.

Con el fin de despistar a las autoridades los remitentes de la droga, desconocidos colocaron dentro de una caja varias jarras térmicas, en cuyos fondos los agentes antidrogas localizaron pequeños paquetes envueltos en plástico, luego papel carbón y de nuevo plástico.

La droga quedó en el Ministerio Público. De momento no hay detenidos, pero se investiga cómo fue colocada entre la mercancía.
La droga quedó en el Ministerio Público. De momento no hay detenidos, pero se investiga cómo fue colocada entre la mercancía.

Los oficiales de la PCD determinaron que dichos paquetes contenían 129 gramos de cocaína, droga que de inmediato fue decomisada. El caso fue puesto en manos del Ministerio Público. No se informó de personas detenidas en relación con el envío.

Con esta incautación ya suman cerca de 29 kilogramos el total de cocaína que ha sido decomisada este año por los cuerpos policiales del Ministerio de Seguridad Pública en esa terminal aérea.

Un caso similar a este se presentó el pasado 27 de junio, cuando la unidad canina detectó casi tres kilogramos de cocaína que estaban ocultos dentro de dos termos metálicos, los cuales estaban colocados en una caja cuyo destino era Irlanda.