Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 1 junio, 2014

Apenas se estaba formando lo que sería la Policía de Control de Drogas (PCD) cuando un joven campesino de Guanacaste, se presentó para ser policía.

El guanacasteco (cuyo nombre se omite por seguridad) había llegado al Ministerio de Seguridad porque anhelaba laborar en la entidad y, tras pasar el proceso de reclutamiento, le dieron dos opciones.

“Me dijeron que podía trabajar en la Policía Aeroportuaria o en la Policía de Control de Drogas y yo dije: ah, en esa”, relata quien ahora tiene 46 años de edad y 21 de servir en la PCD.

En el 2011, ese campesino se convirtió en el mejor policía antidrogas del mundo.

La Asociación Internacional de Jefes de Policía (IACP), con sede en Chicago, Estados Unidos, le otorgó el galardón.

La semana pasada, este funcionario aseguró que se trata de un reconocimiento a todas las personas que trabajan en la PCD y en la lucha contra el narcotráfico en Costa Rica.

“Eran más de 150 países. Se hicieron comparaciones de incautaciones, operaciones, organizaciones que se desarticulan, la lucha contra la siembra de marihuana. A escala mundial fuimos la Policía que más decomisó y todo eso se reconoció”, contó el policía.

“Yo hago cosas de escritorio, pero también de calle, de inteligencia”, describió.

De empuje. Alan Solano, director de la PCD, quien en 1993 estaba formando al nuevo cuerpo policial, entrevistó al joven.

“Fue uno de los primeros que recluté. Yo vi en él a un campesino, a un guanaco orgulloso, con energía, valor y seguridad en sí mismo. Yo apuesto por un campesino porque es un hombre humilde, trabajador, sacrificado y logra tener esa inquietud del campesino tico, de cómo anda la cosa, de la paja detrás de la oreja”, expresó Solano.

Etiquetado como: