Cargamento de droga estaba dentro de cajas de metal, debajo de la basura

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 6 marzo, 2014

Un camionero que intentaba salir del país por la frontera norte, quedó detenido ayer luego de que la Policía descubriera media tonelada de cocaína oculta entre la carga de chatarra que transportaba.

El hombre, de apellido Yamil y de nacionalidad nicaragüense, pasó por el puesto fronterizo de Peñas Blancas en horas de la madrugada y se mostró nervioso al ser abordado por las autoridades.

Los agentes de la Policía de Control de Drogas (PCD) del Ministerio de Seguridad entrevistaron al transportista cuando llegó a la zona limítrofe.

Según el reporte, le consultaron desde cuándo tenía un permiso aduanero, a lo que respondió que desde hacía tres meses.

“Sin embargo, el documento mostraba que lo portaba desde hace 15 días”, detalló la PCD en un comunicado.

La Policía está intensificando los controles a los fletes compuestos por chatarra que intentan salir por la frontera norte, pues ha descubierto que los narcos están utilizando este método para trasegar droga. | PCD/ARCHIVO.
La Policía está intensificando los controles a los fletes compuestos por chatarra que intentan salir por la frontera norte, pues ha descubierto que los narcos están utilizando este método para trasegar droga. | PCD/ARCHIVO.

Los oficiales subieron a la parte trasera del vehículo, removieron la basura y encontraron un total de 554 kilos de cocaína, distribuidos entre cajas metálicas ocultas debajo de los escombros.

El sospechoso fue llevado al Ministerio Público, donde se determinará si se solicita alguna medida cautelar en su contra.

Investigación. El viceministro de Seguridad, Celso Gamboa, explicó que este caso quedó de manifiesto por acciones de inteligencia. “No se debe a actividades azarosas, es método científico aplicado al control criminal”, expuso el funcionario.

La PCD comunicó que el vehículo manejado por Yamil tiene placas costarricenses, por lo que se está indagando quiénes figuran como los propietarios.

Además, se confirmó que el detenido no cuenta con antecedentes ni asuntos pendientes con la Policía costarricense. Al parecer, el extranjero estaba transportando el cargamento desde aquí y con destino en Guatemala.

Gamboa explicó que, por el momento, desconocen a quién o cuál organización pertenece la cocaína.

“La hipótesis de que es droga de grandes carteles no es nada cuestionable; lo difícil es determinar de cuál cartel. Eso será un proceso que se hará en colaboración y coordinación con las policías de Colombia, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala y México”, expresó.

No es nuevo. Las autoridades destacaron que este es el segundo caso de cocaína oculta entre chatarra que logran descubrir en lo que va de este año.

El primero quedó en evidencia el 30 de enero gracias al trabajo de perros entrenados.

El hecho también ocurrió en el puesto fronterizo Peñas Blancas, cuando otro transportista intentó pasar 740 kilos de coca escondidos entre la basura metálica.

El sujeto, de apellido Montero y de nacionalidad costarricense, iba acompañado de un extranjero apellidado Bermúdez. Ambos fueron apresados.

En esa ocasión, la Policía informó de que se encontraron en total 50 cajones de metal envueltos en cinta adhesiva, dentro de los cuales estaba la cocaína.

Las cajas tenían logotipos que simulaban un escorpión azul, una carita feliz y algunas tenían letras como YNOS.

El reporte oficial de ese entonces señaló que dentro de las cajas había estereofón , grasa y café, con lo cual, aparentemente, los narcotraficantes pretendían confundir a los canes entrenados. No obstante, los perros alertaron sobre la presencia de droga.