Por: Carlos Arguedas C. 29 mayo, 2014

La Policía de Control de Drogas (PCD) detuvo ayer miércoles a tres costarricenses al parecer vinculados con una red dedicada a enviar cocaína a Bélgica y que fue desarticulada en diciembre pasado.

Las nuevas capturas se realizaron en allanamientos efectuados en la urbanización Siglo XXI y en barrio Quinto, en Limón centro, así como en Guápiles, en Pococí.

Los implicados fueron identificados por la PCD como de apellidos Céspedes, Salas y Mora.

Según el informe de prensa de la Policía, los detenidos eran los encargados de introducir la droga en contenedores que llevaban jugo de piña al país europeo. Eso lo hacían en un predio, poco antes de que el cargamento llegara a Limón.

Presuntamente, los sujetos manejaban los camiones. Además, eran los responsables de conseguir los marchamos para simular que los contenedores no habían sido abiertos y así burlar a las autoridades al ingresar en el puerto.

El pasado 17 de diciembre fueron detenidos 12 costarricenses miembros de esta organización, entre ellos los cabecillas.

Para la Fiscalía, se trataba del primer minicartel costarricense que trasegaba cocaína desde Colombia hasta Bélgica, debido a que financiaban toda la operación con fondos propios. El grupo incluso infiltró un banco estatal para recibir el dinero por la venta de la droga.

A todos los aprehendidos en diciembre se les impuso seis meses de prisión preventiva. En esa ocasión se decomisaron 28 kilos de cocaína. En mayo del 2013 ya les habían quitado una tonelada.