Policía desarticuló ayer a grupo liderado por Pollo, el principal rival del Indio

Por: Carlos Arguedas C., David Delgado C. 29 abril, 2015

La desarticulación de los dos principales grupos narcotraficantes que operaban al sur de San José hace temer al Ministerio Público que se traslade a las cárceles la violencia que habían desatado en las calles.

Cerca de 350 oficiales de la Fuerza Pública, 100 agentes del OIJ, en conjunto con fiscales y jueces, participaron en los operativos, los cuales se dieron principalmente en diversos puntos en Linda Vista de Patarrá de Desamparados. Allí hubo dos arrestos (un hombre y una mujer) y se decomisaron 14 kilos de marihuana. | ALONSO TENORIO
Cerca de 350 oficiales de la Fuerza Pública, 100 agentes del OIJ, en conjunto con fiscales y jueces, participaron en los operativos, los cuales se dieron principalmente en diversos puntos en Linda Vista de Patarrá de Desamparados. Allí hubo dos arrestos (un hombre y una mujer) y se decomisaron 14 kilos de marihuana. | ALONSO TENORIO

El presagio lo hizo público el fiscal general de la República, Jorge Chavarría, cuando, junto con Francisco Segura Montero, director de la Policía Judicial, y Gustavo Mata Vega, ministro de Seguridad, informaron sobre el arresto de 14 integrantes de la banda de Luis Ángel Martínez Fajardo, alias Pollo, quien está detenido en Nicaragua.

Este individuo era el principal opositor a Marco Zamora Solórzano, alias el Indio, preso desde marzo del 2012 y quien, junto con ocho cómplices, descuenta altas condenas en prisión.

Debido a la guerra entre estos dos grupos y otras pequeñas organizaciones, se contabilizan más de 60 muertes en tres años.

Jorge Chavarría manifestó que, para evitar más muertes, pedirán a las autoridades penitenciarias que tomen las medidas adecuadas para que los miembros de las dos organizaciones no entren en contacto en prisión.

Reynaldo Villalobos Zúñiga, director de Adaptación Social, dijo sobre el tema: “Si llegan a nosotros, serán sometidos al proceso de ingreso (...), y, si se detecta que tienen problemas con otro privado de libertad, tenemos que tomarlo en consideración con el afán de evitar enfrentamientos”.

Duro golpe. La detención de los 14 miembros de la banda de Pollo se produjo mediante 27 allanamientos que fueron realizados en Linda Vista, en Patarrá de Desamparados, en Cristo Rey y Pavas de San José, en Alajuela y en Ciudad Neily, cantón de Corredores, en la zona sur del país.

Los implicados fueron identificados como de apellidos Arrieta (proveedora de la cocaína); Quesada, Acosta, Mena y Valverde (encargados del embalaje y distribución ); Cubero (distribuidor); Hernández y Espinoza (encargados de la seguridad); Sánchez (legitimación de capitales), Porras (testaferro), Segura y Valerio (transportistas), Tencio (bodeguero) y Román (no detallaron funciones).

Francisco Segura explicó que Martínez Fajardo fue detenido hace dos meses por la Policía Nacional de Nicaragua pues ingresó a esa nación de manera irregular. Aunque se esperaba que ayer lo deportaran hacia suelo nacional por el puesto fronterizo de Peñas Blancas, en La Cruz, Guanacaste, la entrega no se produjo.

Jorge Chavarría dijo que en caso de que en Nicaragua le abran alguna causa, entonces gestionarán la extradición.

Advertencia. Los jerarcas policiales explicaron que la investigación que llevó a desarticular este grupo duró año y dos meses.

El fiscal Jorge Chavarría añadió : “El operativo debe ser un claro mensaje a las organizaciones delictivas que están en el país de que estamos decididos a terminar con esto. No vamos a permitir que el país alcance los índices de violencia que tienen Guatemala, Honduras y El Salvador”.

En tanto, Francisco Segura manifestó que la población puede tener confianza de que la Policía está trabajando en pos de restaurar la paz y la tranquilidad que los costarricenses desean.

“Los delincuentes no tienen que estar tranquilos. No se crea que la Policía no está haciendo nada porque pasan los meses. Se están haciendo cosas, buscando pruebas para llevarlos a juicio y que se les pueda condenar”, dijo.

Finalmente, Gustavo Mata señaló que no sabe el impacto del operativo en las comunidades, pero advirtió de que la Policía seguirá en las zonas donde se han dado los hechos criminales todo el tiempo que sea necesario.