Por: Carlos Láscarez S. 30 marzo

Un inofensivo osito de peluche ocultaba una pequeña carga de marihuna que un alumno de 16 años ingresó al colegio privado donde estudia, en barrio Escalante, en San José.

La picadura estaba en un compartimiento al que se accede por medio de un zíper en la espalda del muñeco. Estaba guardada en una bolsita plástica y dentro del propio oso, el cual tiene un abrigo de color rosado, confirmó el Ministerio de Seguridad Pública.

El operativo donde se descubrió la marihuana era de rutina, a cargo de oficiales del Programa Regional Antidrogas (PRAD). La acción policial forma parte del programa Génesis, cuyo protocolo implica llamar a los padres del menor y coordinar con una organización no gubernamental (ONG), la cual trata de atender la adicción, siempre que el joven quiera.

La Policía dijo que el menor no estaba traficando ni vendiendo la marihuana, sino que la tenía solo para su consumo.

Durante el 2015, por medio del PRAD, se decomisaron 3.336 dosis de droga en los centros de enseñanza, así como implementos para consumirla.

Los oficiales visitaron, en ese año, 1.086 instituciones, entre escuelas y colegios diurnos, nocturnos, privados y semiprivados. Se confiscaron 1.263 dosis de marihuana, 1.972 de crack y 101 de cocaína.

El MSP tiene 18 equipos, que trabajan de lunes a viernes en operativos sorpresa, con ayuda de la Unidad Canina.

El Instituto de Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA) ha informado de que la marihuana preocupa a los expertos por el exceso de propaganda.