Sucesos

Requerimiento de instrucción detalla conexiones

Ligan a Alem con Cartel de Medellín

Actualizado el 21 de abril de 1995 a las 11:39 am

Autoridades habían lanzado cortina de humo en relación con Cali

Sucesos

Ligan a Alem con Cartel de Medellín

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ricardo Alem
ampliar
Ricardo Alem
Tres colombianos -dos de Medellín y uno residente en Santafé de Bogotá- fueron identificados como los presuntos proveedores de droga a la banda de Ricardo Alem León, procesado por almacenamiento y tráfico internacional de drogas en Costa Rica y Estados Unidos.

Los foráneos, identificados como Camilo, Sebastián y Jeremías Barrera, aparecen como interlocutores en varias de las conversaciones telefónicas que tiene en su poder el Juzgado de Instrucción de Alajuela.

La Nación intentó anoche, a las 9 p.m., comunicarse con los colombianos. A Camilo, quien no se encontraba en su casa, una mujer que se identifocó como la empleada dijo que el apellido de ese era Betancour, oriundo de Medellín, de aproximadamente 28 años, casado con una mujer llamada Dora y padre de dos hijos: Sebastián y Andrea.

La trabajadora suministró el teléfono de su hermana Adriana, también en Medellín. Sin embargo, al ser consultada, admitió que tiene una cuñada de nombre Dora y que su madre se llama Blanca (igual que la de Camilo), pero que no conoce a nadie con el nombre de Camilo.

Minutos más tarde se intentó probar suerte con otro de los números telefónicos consignados en las transcripciones de las conversaciones grabadas al grupo de Alem. Allí, sin embargo, un hombre exigió antes que se dijera una clave secreta, y en vista de que el reportero de este diario no la supo optó por colgar.

En la casa de Jeremías atendió una mujer que se identificó como su esposa. Después de varias consultas, pidió que lo llamaran más tarde. No obstante, media hora después, la misma persona afirmó que la llamada estaba equivocada. Tras un nuevo intento, contestó un hombre que aseguró llamarse Miguel y negó conocer a Jeremías.

A excepción de uno, los demás números telefónicos correspondían a sitios en Medellín y no en Cali, a pesar de que hasta la fecha los informes policiales mencionaban al cartel de esta última ciudad como el supuesto proveedor de droga a Alem.

Una fuente judicial aclaró más noche el dilema: en efecto los contactos de Ricardo Alem fueron siempre, supuestamente, con el Cartel de Medellín y la alusión al Cartel de Cali -fiero rival del primero- fue simplemente parte de un sistema de cobertura que evitara la filtración de información.

PUBLICIDAD

Abundante prueba

Pero las conversaciones telefónicas son solo una parte de la abundante prueba de este caso.

Quince kilos de cocaína empaquetados en bolsas de café, faxes enviados desde la Casa Presidencial y hasta la tarjeta de presentación de un diputado figuran como evidencias

El detalle de la evidencia recopilada, así como la descripción de cada paso de la operación AS -como se le denominó-, que culminó con la captura y desmantelamiento de la banda de Alem, aparecen en el requerimiento de instrucción formal, preparado por el agente fiscal auxiliar quinto del Ministerio Público, Guillermo Fernández Ramírez, y al cual La Nación tuvo acceso.

El documento, presentado ante el juzgado el 7 de abril, identifica la función que cumplía cada costarricense miembro de la organización (recuadro aparte) y la forma en que supuestamente operaban.

En la relación de los hechos, el informe relata que la investigación inició a raíz de una información confidencial recibida por la Dirección Nacional de Control de Drogas que daba cuenta de un sujeto de apellido Esquivel que laboraba en el aeropuerto Juan Santamaría cargando maletas, y quien pese a su bajo ingreso económico aparentaba tener una buena posición.

Los datos recibidos indicaban, además, que el crecimiento económico radicaba en la participación en una organización dedicada al tráfico ilícito de drogas, que utilizaba al aeropuerto como centro para sus operaciones, por medio de diferentes líneas aéreas.

Pocos días despúes de mantener intervenida la línea telefónica del empleado del aeropuerto, se detectó que una de las llamadas se había realizado desde el teléfono de la casa de Ricardo Alem León, sobre quien centraron el resto de la investigación.

Sin embargo, el plato fuerte del informe se compone de los detalles de una serie de allanamientos hechos en propiedades de Alem y sus allegados. Producto de ellos, el Ministerio Público logró armar un conjunto de elementos que permitieron la atribución de los delitos de almacenamiento de drogas con fines de tráfico y tráfico internacional de drogas a siete personas.

No obstante, a dos de ellas (José Antonio Alem León -hermano de Ricardo- y Marco Fonseca Prendas) ayer el juez encargado de la causa, José Daniel Hidalgo, les dictó falta de mérito por insuficiencia de pruebas.

PUBLICIDAD

Allanamientos provechosos

6:00 a.m. Empezaba un día agitado para los fiscales y agentes a cargo de la operación AS. La tarea de esa jornada era buscar. Buscar prueba, mediante allanamientos, que les permitiera amarrar las acusaciones.

La primera visita se hizo en la casa de Ricardo Alem, ubicada en barrio Los Angeles, en San Rafael de Heredia. Allí, en una bodega ubicada 50 metros al este de la entrada de la vivienda, decomisaron 15 kilos de cocaína empaquetados de igual forma que los confiscados a Salas en Miami.

Además de la droga, los agentes decomisaron un "libro de novedades", que estaba en un escritorio de la caseta de seguridad, el cual registra las visitas personales, vehículos y las llamadas telefónicas recibidas en la vivienda.

En una gaveta del closet del cuarto principal de Alem se encontró un casete de 60 minutos, una agenda de cuero, negra, con su nombre, con datos personales y un expediente rojo con el nombre de Mario Valverde.

En el mismo lugar, hallaron un sobre amarillo que decía "de Rónald para Ricardo", el cual contenía un mapa geográfico Costa Rica- Miami, un directorio telefónico pequeño con gran cantidad de números, una chequera con cheques de Ricardo Alem con su número de cuenta 0064674-1 y otros documentos.

Al finalizar la requisa, se trasladaron a la casa de José Antonio Alem, hermano de Ricardo. De su vivienda decomisaron una escopeta y registros contables, además de tres papeles que se condideran de "suma importancia" para la investigación.

Los decomisos en la casa y en la pulpería de Eliécer Arias permitieron identificarlo como uno de los hombres más importantes en la organización de Alem. Una especie de "reclutador de burros" que tenía a su cargo gran parte de las operaciones, dice el requerimiento.

En el pantalón de este hombre la policía encontró una tarjeta de presentación del diputado liberacionista por Guanacaste Humberto Fuentes, quien además es presidente de la Comisión de Asuntos Agropecuarios.

Al ser consultado, Fuentes negó enfáticamente haber conocido a Arias o a Ricardo Alem. "Nunca he tenido absolutamente ninguna relación ni sé dónde vive o de dónde es", aclaró refiriéndose a Arias. "Esas tarjetas de diputado por tercer lugar por Guanacaste las hicimos llegar cuando estábamos en campaña, en el proceso por la Asamblea Nacional y se repartieron en todos los lugares", explicó el congresista.

Entre otras evidencias secuestradas al imputado destacan cuatro tiquetes usados de avión y un radiolocalizador que tenía mensajes en su memoria que decían: "Llame a Camilo" (el colombiano de Medellín), "Por favor disculpe, Camilo espera su llamada desde el martes, dedique unos minutos", "Llame a la licenciada Villa", "Llame a Leovigildo", "Llame a Mauricio".

Además, Arias Jiménez portaba dos hojas enviadas el 27 y 29 de marzo desde un fax de la Casa Presidencial. Los documentos fueron enviados por Erick Soto Mora a Mario Retana y se indican los requisitos para los regidores que deseen gozar del derecho al pasaporte oficial.

La Nación consultó a la ministra de información, Florysabel Rodríguez, sobre la razón y el origen de esos documentos, para lo cual se le envió una copia de la referencia que se hace en el requerimiento. En la tarde, la ministra explicó que hoy realizarían una investigación sobre el asunto y darían a conocer cuanto antes sus resultados.

Los acusados en Costa Rica

Después de dos meses de investigaciones, autoridades policiales nacionales, conjuntamente con agentes de la Lucha Antidrogas de los Estados Unidos (DEA), descubrieron una red dedicada supuestamente al narcotráfico. El siguiente es un resumen del requerimiento de instrucción formal presentado ante el Juzgado Primero de Instrucción de Alajuela.

Ricardo Alem León,41 años

Estado civil: casado con Rosa María Soto MonteroDomicilio: Los Angeles, San Rafael de HerediaProfesión u oficio: empresarioFunción: jefe de la organización con sede en nuestro país; se dedica al tráfico ilícito de drogas hacia Estados Unidos así como al lavado de dinero proveniente del narcotráficoCargos: almacenamiento de droga con fines de tráfico y tráfico internacional de drogasEstado actual: Sin interrogar

Carlos Cerdas Cisneros,32 años

Estado civil: casado con Maritza Zamora SolísDomicilio: barrio Santa Cecilia, Santiago de PuriscalProfesión y oficio: abogadoFunción: abogado de la organización y quien se encargaba de hacer los contactos internacionales para fijar el precio y el modo de transar la droga; además se encargaba de cobrar los cargamentos entregados en los Estados UnidosCargos: almacenamiento de droga con fines de tráfico y tráfico internacional de drogasEstado actual: sin interrogar

Blanca Isela Salas Alfaro,28 años

Estado civil: solteraDomicilio: Tibás centroOficio: secretariaFunción: secretaria personal de Alem y desde cuyo teléfono se efectuaban llamadas a Miami y Colombia; en laúltima entrega fungió como custodio de los 15 kilosde cocaína decomisados el 1 de abril en Estados UnidosCargos: almacenamiento de droga con fines de tráfico y tráfico internacional de drogasEstado actual: sin interrogar

Eliécer Arias Jiménez,34 años

Estado Civil: solteroDomicilio: San Pedro de TurrubaresProfesión u oficio: comercianteFunción: Se encargaba de reclutar "burros" (personas contratadas para trasegar la mercancía) para Alem. Atendía los preparativos para los envíos de droga; además, trasladaba, en su taxi hacia el aeropuerto a las personas que llevarían la drogaCargos: almacenamiento de droga con fines de tráfico y tráfico internacional de drogasEstado actual: procesado

José Antonio Alem León,39 años

Estado civil: casado con María del Carmen Fonseca PrendasDomicilio: San Pablo de HerediaProfesión u oficio: comercianteFunción: hermano de Ricardo Alem León. Propietario de la casa donde habita Jorge Arturo Mora Hernández, encargado delos negocios de café, y partícipe en trasiego de droga junto con su hermano. Cargos: almacenamiento de droga con fines de tráfico y tráfico internacional de drogasEstado actual: falta de mérito (libre desde ayer)

Felipe Cantillano Villalobos,31 años

Estado civil: casado con Ada María Gutierrez EsquivelOriginario: Mercedes Sur, HerediaProfesión u oficio: comercianteFunción: empleado de empresa ilícita organizada por Ricardo Alem León. Se encargaba de los negocios de su patrón. Ubicaba contactos, recibía llamadas y manejaba sus cuentas bancarias. Reservó los pasajes y habitaciones para el primer viaje de Carlos Cerdas Cisneros a MiamiCargos: almacenamiento de droga con fines de tráfico y tráfico internacional de drogasEstado actual: procesado

Jorge Arturo "Coco" Mora Hernández,41 años

Estado civil: casado con Hilda María Barquero BustosOriginario: Hatillo 4Profesión u oficio: comerciante Función: trasladaba la mercancía y maletas dudosas y empacaba la drogaCargos: almacenamiento de droga con fines de tráfico y tráfico internacional de drogasEstado actual: procesado

Marco Tulio Fonseca Prendas,34 años

Estado civil: casado con Maria Gabriela Rodríguez RedondoOriginario: Santo Domingo de Heredia Profesión u oficio: comercianteFunción: hombre de confianza de Alem, hermano de la esposa de José Antonio Alem León. Custodiaba las entregas de droga en el extranjero. El últimp alijo la había llevado a Miami, el 24 de marzo de 1995Cargos: almacenamiento de droga con fines de tráfico y tráfico internacional de drogasEstado actual: falta de mérito (nunca estuvo preso)

Procesamiento contra banda

Falta de mérito para hermano de Alem

El juez de instrucción de Alajuela José Daniel Hidalgo dictó ayer auto de procesamiento y prisión preventiva contra tres supuestos miembros de una banda de narcotraficantes, presuntamente encabezada por Ricardo Alem León.

La resolución judicial, comunicada al filo de las 3:30 p.m., afecta a los imputados Felipe Cantillano Villalobos, Jorge Arturo Mora Hernández y Eliécer Arias Jiménez, confirmó la abogada Yelba Mairena, defensora de José Antonio Alem León, a favor de quien se dictó una falta de mérito

. Esta misma disposición benefició al cuñado de José Antonio, Marcos Fonseca Prendas, quien nunca estuvo arrestado.

A Cantillano Villalobos, Mora Hernández y Arias Jiménez, de acuerdo con el requerimiento formal de instrucción, se les acusa por los delitos de almacenamiento de droga con fines de trasiego y tráfico internacional de drogas.

Los tres guardan prisión preventiva en la Unidad de Admisión de Heredia.

En el informe del agente fiscal auxiliar quinto, Guillermo Hernández Ramírez, se dice que Cantillano Villalobos era el hombre de confianza de Allen para hacerle contactos, recibirle llamadas o controlar sus cuentas bancarias.

La misma autoridad judicial se refiere a Mora Hernández como la persona que efectuaba traslados de mercancías y maletas dudosas, y como la persona que empacaba la droga.

Esta afirmación fue rechazada por su abogado defensor, Víctor Rodríguez.

Finalmente, sobre Arias Jiménez, el agente fiscal Hernández Ramírez lo acusa, al parecer, de ser quien contrataba a los "burros" (personas que, a cambio de un pago, transportan narcóticos) y hacer los preparativos de los envíos de la droga.

Falta de mérito

Los términos en que el juez Daniel Hidalgo redactó la falta de mérito a favor de José Antonio Alem León y Marcos Fonseca Prendas, resolución que incluso tomó por sorpresa a la abogada Mairena, eran desconocidos al finalizar la tarde.

No obstante, la defensora -quien aseguró siempre haber estado convencida sobre la inocencia de su cliente- estimó que el juez optó por la falta de mérito -al parecer- cuando se aclaró el argumento principal por el cual su representado fue incluido en el requerimiento de instrucción.

Mairena es del criterio que lo que llamó a "duda" fue que José Antonio Alem se dedica a la exportación cafetalera y que por esta actividad se le vinculó con el caso, en virtud de que el aparente trasiego internacional de cocaína fue descubierto en bolsas de café.

"Mi cliente logró aclarar, una a una, todas las afirmaciones que se formularon en el requerimiento, como también responder a las alusiones que se le hicieron en las transcripciones de las conversaciones telefónicas", afirmó.

El jueves, José Antonio Alem prefirió abstenerse de brindar comentarios a la prensa, cuando fue localizado -a las 5:30 p.m.- por teléfono en su casa de habitación.

"No hay ninguna declaración", dijo en tono enfático. Unicamente, se limitó a aclarar que había recibido la falta de mérito en la Unidad de Admisión de Heredia, a las las 3:30 p.m., y que quedó en libertad 15 minutos más tarde.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Ligan a Alem con Cartel de Medellín

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Más sobre este tema

Regresar a la nota