Sucesos

Guerrilleros se casaron con ticos y obtuvieron residencia

Actualizado el 02 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Sucesos

Guerrilleros se casaron con ticos y obtuvieron residencia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Casarse con costarricenses les permitió obtener la residencia a tres de los cinco extranjeros detenidos el jueves como sospechosos de pertenecer a la guerrilla colombiana y de traficar armas y drogas.

La información la confirmó ayer la directora de Migración y Extranjería, Kathya Rodríguez.

Quienes obtuvieron ese estado migratorio son los colombianos Quijano Martínez y Sevillano Carrasquilla. También lo hizo de esa forma la colombiana de apellido Higuito.

En el caso del nicaragüense Herrera Aguirre, él se acogió a una amnistía que se otorgó en el 2005, según detalló Rodríguez.

La funcionaria comunicó que el otro colombiano, apellidado Soto Martínez, no aparece en los registros migratorios, por lo que su situación es irregular.

Además, aseguró que los residentes tienen su cédula vigente y que, cada vez que la han renovado, han presentado su reporte de antecedentes penales limpio.

La jerarca de Migración manifestó que, tras lo sucedido, se analizarán nuevamente sus expedientes para ver si hay razones para retiro del estado legal y se dará seguimiento al proceso judicial.

“Dependiendo de lo que suceda en la investigación judicial, podríamos entrar en procesos de cancelación”, adelantó Rodríguez.

Registros. Según los datos de Migración, Quijano obtuvo la residencia en febrero del 2004.

Él se había casado cinco meses antes con una tica, de quien se divorció en setiembre del 2006, de acuerdo con el Registro Civil. Se volvió a casar con otra costarricense en enero del 2008.

En el caso de Sevillano, este contrajo matrimonio el 27 de febrero del 2003 y se divorció el 21 de julio del 2006.

La mujer de apellido Higuita se casó un día antes que Sevillano y se divorció el 31 de julio del 2008.

Ellos dos aparecen registrados como los padres de una menor, que es costarricense, lo cual también les permite mantener el estado de residencia.

Controles. La directora de Migración señaló que las residencias de estos foráneos se otorgaron cuando los controles eran más débiles.

“La ley no tenía los filtros que tiene ahora. En este momento, es más fácil hacerse costarricense por naturalización, al casarse (gestión que se tramita en el Registro Civil) que obtener la residencia.

”Ahora, primero les damos una residencia temporal y cada año tienen que acreditar que están casados. A los tres años se les otorga permanente”, explicó.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Guerrilleros se casaron con ticos y obtuvieron residencia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota