Sucesos

Exconvicto volvía con intención de recuperar tierras

Actualizado el 12 de febrero de 2017 a las 12:00 am

Sucesos

Exconvicto volvía con intención de recuperar tierras

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cuando Daniel Fowlie salió de la cárcel en el 2005, regresó a Costa Rica para reclamar las 1.000 hectáreas, que dijo le pertenecen. | ARCHIVO.
ampliar
Cuando Daniel Fowlie salió de la cárcel en el 2005, regresó a Costa Rica para reclamar las 1.000 hectáreas, que dijo le pertenecen. | ARCHIVO.

Más de 1.000 hectáreas perdió Fowlie luego de su encarcelamiento en Estados Unidos en 1987, tras ser capturado y extraditado desde México.

El estadounidense vivió en la localidad de Pavones, Golfito, Puntarenas, entre 1974 y 1987 y, con su dinero, construyó escuelas y puentes, con lo cual se ganó muchas simpatías en este poblado.

Sin embargo, mientras estuvo encarcelado hubo disputas entre precaristas y extranjeros, que incluso terminaron en sangre, como ocurrió el 13 de noviembre de 1997, cuando se mataron a balazos el campesino Álvaro Aguilar y el estadounidense Max Delton.

Cuando volvió por primera vez después de estar preso, en el 2005, Fowlie y su hijo, quien también estuvo en prisión por narcotráfico, le manifestaron a pobladores la intención de recuperar las tierras, incluso algunos expresaron que fueron amenazados en aquel entonces.

No obstante, desde el 2005 no había regresado al país, hasta el año pasado.

“Regresó para recuperar los terrenos y para desarrollar programas en la comunidad”, dijo Mauricio Vargas, un campesino de Pavones, en una publicación que hizo este diario el 26 de enero del 2016.

Centro de disputas (Infografía, La Nación)
Centro de disputas [side_to_side]

“Él ha hecho reuniones informales con la gente que se le acerca, pero él sí convocó porque está ofreciéndoles mejoras en las escuelas y carreteras del pueblo. Él dice que quiere crear una comunidad modelo”, contó el vecino de Pavones.

En una entrevista que el estadounidense dio a Telenoticias , el 4 de febrero del 2016, dijo que regresó con la intención de ayudar al pueblo.

“Lo mismo que siempre he hecho; yo trabajo para el pueblo. No soy un narcotraficante; sí soy un exconvicto”, manifestó.

En los años 80, Fowlie fue amigo del fugitivo estadounidense, el magnate Robert Lee Vesco, a quien luego le habría comprado la casa que tenía en Curridabat. También se le vinculó con el narcotraficante mexicano Rafael Caro Quintero.

Informaciones de la época citaron que Vesco le habría ayudado a que la Municipalidad de Golfito le diera permisos de uso de casi toda la zona marítimo-terrestre.

En junio de 1987 fue detenido en un resort de México, luego de que Estados Unidos lo acusara de liderar una de las mayores redes de tráfico de marihuana –se mencionó 30 toneladas– entre esos dos países. Fue extraditado a California en 1990, donde se le condenó en 1991 a 30 años de prisión y al pago de $1 millón.

Empero, solo estuvo 18 años recluido. En el 2005, Fowlie salió en libertad condicional, pues se le contó el tiempo de arresto.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Exconvicto volvía con intención de recuperar tierras

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Gustavo Fallas M.

gustavo.fallas@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la Sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Periodismo Social en la Universidad Internacional de las Américas.

Ver comentarios
Regresar a la nota