Sucesos

Erradicación de cultivos de marihuana en Talamanca persiste pero sin capturas

Actualizado el 20 de mayo de 2015 a las 06:35 pm

Autoridades no logran individualizar a los responsables de millonarios siembros

Operaciones de montaña son costosas y rudas

Sucesos

Erradicación de cultivos de marihuana en Talamanca persiste pero sin capturas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Cuatro momentos de la más reciente erradicación de marihuana en Talamanca, realizada entre el 9 y el 18 de mayo. (MSP para GN)

En una  nueva incursión policial de diez días la Policía de Control de Drogas (PCD) destruyó 530.174 matas de marihuana en Talamanca, Limón.

Ese tipo de acciones impide que gran cantidad de droga, destinada mayoritariamente al consumo local, llegue al mercado negro, pero las capturas siguen siendo imposibles.

De igual manera, los grupos de mafiosos que están detrás de esas plantaciones pierden la inversión realizada cada vez que la Policía entra a erradicarlas.

Algunas de las plantas destruidas en esta acción eran de casi tres metros de altura y crecían en zonas montañosas de poblados como Shorbata, cerro Congo, Río Congo, Guayabal, Piedra Meza Arco Iris.

Las plantaciones que las abarcaban eran de 52.960 metros cuadrados, todas en el sector indígena.

A los oficiales de la PCD se sumaron en esta ocasión policías de la Dirección del Servicio de Vigilancia Aérea (SVA), la Unidad Especial de Intervención (UEI) y la Fuerza Pública.

Los helicópteros del Ministerio de Seguridad permiten a la Policía ubicar las plantaciones con más facilidad y llevar implementos a las unidades terrestres; sin embargo, en ocasiones afrontan dificultades por el mal tiempo y hasta por accidentes como el ocurrido este martes en Talamanca, en el que no hubo víctimas que lamentar, pero el aparato sufrió daños materiales de muy costosa reparación.

La Policía sabe que estas plantaciones requieren de muchos cuidados ya que en muchas ocasiones ubican galerones donde hay mangueras, abono, machetes y otros artículos, pero los encargados del cuido son personas conocedoras de la montaña, muchas veces indígenas, que escapan con facilidad al detectar la presencia policial.

Los oficiales, pese a llegar armados y en grupo numeroso, no logran detener a los responsables y la acción se vuelve cíclica entre quienes siembran clandestinamente y quienes destruyen los plantíos cuando los logran detectar desde el aire.

En el 2014 erradicaron 879.332 matas en operaciones de montaña similares.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Erradicación de cultivos de marihuana en Talamanca persiste pero sin capturas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hugo Solano

hsolano@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

Ver comentarios
Regresar a la nota