Sucesos

Empresario condenado por lavado a 10 años de cárcel por Tribunal de Cartago

Cartel de Sinaloa abandonó a tico tras caída de nave narco

Actualizado el 27 de febrero de 2014 a las 12:00 am

Intervenciones telefónicas revelan que organización le quitó todo el apoyo

Tribunal señaló que imputado tenía bienes, pero no podía disponer de ellos

Sucesos

Cartel de Sinaloa abandonó a tico tras caída de nave narco

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El cartel de Sinaloa abandonó a su contacto tico Luis Enrique Barrantes Benavides, condenado el pasado 12 de febrero a 10 años de prisión por legitimación de capitales, luego de que un helicóptero, con 396 kilos de cocaína, se estrelló en el cerro de la Muerte.

El aparato pertenecía a una célula que el cartel pretendía establecer en suelo costarricense.

El hecho consta en la sentencia integral leída, el pasado jueves, por el Tribunal de Juicio de Cartago, donde se juzgó ese caso, que fue descubierto en el 2009.

Según los jueces, Minor José Soto Fallas, Laura Sánchez Sánchez y Grettel Barahona Chaves, con base en las intervenciones telefónicas, se constató que Barrantes pasó días en la miseria, pues aunque él tenía todo, los carros y las propiedades, estaba sin plata, dado que no podía hacer nada sin órdenes.

Para el Tribunal, quedó demostrado que el imputado “no solo administraba bienes, en los que invirtió el dinero de la organización criminal, sino que, además, no tenía autonomía para disponer de los activos aunque estuvieran a su nombre y dependía, mayormente, de los recursos financieros que le proveía el grupo para desempeñar su rol”.

El 12 de febrero pasado, Luis Enrique Barrantes  Benavides fue condenado a 10 años de prisión por legitimación de capitales. El Tribunal de Cartago le impuso, ese día, seis meses de prisión preventiva. La defensora pública Nazyra Merayo (izq.), quien lo representó,    comentó que impugnará la sentencia.  |  JORGE NAVARRO/ ARCHIVO LN
ampliar
El 12 de febrero pasado, Luis Enrique Barrantes Benavides fue condenado a 10 años de prisión por legitimación de capitales. El Tribunal de Cartago le impuso, ese día, seis meses de prisión preventiva. La defensora pública Nazyra Merayo (izq.), quien lo representó, comentó que impugnará la sentencia. | JORGE NAVARRO/ ARCHIVO LN

El Ministerio Público vinculó a Barrantes con la organización el 28 de octubre del 2009, cuando la Policía de Control de Drogas (PCD) lo detuvo en Guápiles. Allí fue cuando lo señalaron como el contacto tico con el cartel mexicano de Sinaloa y se le acusó de lavado de dinero.

La investigación del caso arrancó en agosto del 2008, cuando la PCD recibió informes de que el hotel Pochotel, en Turrialba, era utilizado para el trasiego de drogas.

El 1.° de mayo del 2009, las autoridades determinaron que era una célula del cartel de Sinaloa, cuando se estrelló, en el cerro de la Muerte, un helicóptero que transportaba 396 kilos de cocaína. Esa nave se dirigía hacia el hotel Pochotel, donde hay un terreno para su aterrizaje.

Tras el accidente, donde murieron Édgar Arguedas y el mexicano German Trejo, al menos otros tres miembros de origen mexicano y que formaban parte de la célula, huyeron del país, según el fallo.

Pieza clave. De acuerdo con la sentencia del Tribunal de Cartago, la Policía decomisó en los allanamientos documentos en los cuales constaba el envío de dinero de Sinaloa, México, a diversos países.

PUBLICIDAD

Asimismo, señala el documento judicial que los investigados, en este caso, tuvieron contactos con teléfonos en el estado de Sinaloa, uno de los cuales fue calificado por la Agencia de Lucha Antidrogas de los Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) como “un número caliente de las estructuras criminales asentadas en Sinaloa”.

En Costa Rica, según la sentencia, Barrantes era la pieza clave y el segundo era el piloto Arguedas.

Para los jueces, hasta antes del 1.° mayo del 2009 se tuvo por demostrado que la organización se dedicaba al tráfico de drogas, donde “Barrantes se encargó de insertar los fondos provenientes de la organización en el sistema económico y financiero nacional siguiendo órdenes de los líderes”. Por esa razón, lo condenaron a 10 años de cárcel.

Con base en las intervenciones, los jueces constataron que luego del accidente “el grupo criminal es descubierto, los líderes mexicanos abandonan el territorio nacional, Luis ( Barrantes Benavides) pierde contacto y queda como dueño de dos lotes en Sámara sin saber qué hacer”.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Cartel de Sinaloa abandonó a tico tras caída de nave narco

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Carlos Arguedas C.

carguedasc@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

Ver comentarios
Regresar a la nota