Sucesos

Blanca Salas, con menos suerte

Actualizado el 10 de abril de 1995 a las 07:17 pm

Sucesos

Blanca Salas, con menos suerte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Miami. Fue la primera en ser arrestada. Afronta los cargos más graves o, al menos, es la que tiene mayor prueba directa en su contra. Sin embargo, Blanca Isela Salas Alfaro, nacida el 11 de diciembre de 1967 y secretaria personal de Ricardo Alem León, es de los tres ticos acusados recientemente en Miami por narcotráfico quien menos suerte ha tenido en su defensa.

Detenida el 1º de abril cuando viajaba con 15 kilos de cocaína en su carro, Salas, contrario a Alem y al abogado de éste, Carlos Cerdas, que fueron arrestados el 5 de abril, está a la espera de que se le asigne un abogado. Oficialmente se sabe que será representada por un defensor público --los otros dos tienen defensor privado--, pero en su expediente, al menos, no consta que la designación específica ya haya sido hecha.

Mientras el abogado de Cerdas, Ricardo Díaz, y el de Alem, Arturo Hernández, reconocen que en los últimos seis días han visitado a sus clientes al menos cinco veces, en el de Blanca no se conoce que esto haya pasado. Temiendo que se encuentre aislada, y tras aclarar que es su deber asistir a los costarricenses que se encuentren en el exterior, los cónsules general y específico de Costa Rica en esta ciudad, respectivamente, María Eugenia Soto y Daniel Bolaños Zamora, fueron a visitarla ayer en la tarde al Centro Correccional de Mujeres.

Empero, los objetos que llevaban para su aseo personal tuvieron que esperar para otra ocasión, ya que los funcionarios no pudieron verla debido a que llegaron a la hora en que estaban contando a las presas.

El proceso contra Salas tiene igualmente otras particularidades. A pesar de ser la que tiene la evidencia más incriminatoria --está la prueba física de los 15 kilos de cocaína supuestamente decomisados--, según comentó Díaz, debido a una estrategia policial se prefirió abrirle una causa pero en una corte estatal y no federal, como sucedió con Alem y Cerdas. El fin último sería que estos no se enteraran del arresto de la primera, pues una acusación por narcotráfico en una corte federal se sabe más rápidamente que cuando es en una estatal.

PUBLICIDAD

En la práctica, sin embargo, esto hace que un tipo de caso sea más lento que otro. Alem y Cerdas, por ejemplo, escucharán este viernes con lujo de detalles los cargos que se les atribuyen; en el caso de Salas la audiencia está fijada para el 21 de abril.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Blanca Salas, con menos suerte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota