Por: Carlos Arguedas C. 10 febrero

Narcos quemaron al aire libre más de 30 plantas de marihuana, para tratar de ocultar la existencia de un laboratorio hidropónico.

La acción la perpetraron el jueves en la noche personas desconocidas en la parte de afuera de una casa, en la localidad de Llano Grande de Mora, en la provincia de San José, la cual era vigilada por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ)

Wálter Espinoza Espinoza, director del OIJ, dijo que la vivienda iba a ser allanada pues se tenía la sospecha de que era utilizada por una organización narcotraficante pero no se tenía claro, en qué la estaban utilizando.

El jefe policial explicó que los oficiales, al observar las llamas, pidieron al Juzgado Penal una orden de allanamiento urgente para poder ingresar a la propiedad, la cual se otorgó 30 minutos después de la solicitud.

Cuando los agentes ingresaron, localizaron que en un sótano funcionaba un laboratorio de marihuana hidropónica, en el cual se encontraban abanicos, un aire acondicionado, una planta generadora de electricidad, baterías para carro, así como más de 30 macetas, que no tenían matas, pues poco antes las habían arrancado. En otro aposento ubicaron varios puchos (no precisaron la cantidad) y capullos de marihuana.

Las personas que provocaron el fuego se dieron a la fuga, dijo Wálter Espinoza.

Captura de cabecillas.

La quema de la marihuana se produjo cuatro horas después de que agentes del OIJ, en coordinación con la Policía Municipal de Garabito y de la Fuerza Pública, detuvieran en el puente sobre el río Tarcoles, en Orotina de Alajuela, a tres hombres que figuran como los presuntos propietarios del laboratorio.

Se trata de dos cubanos de apellidos Rodríguez y Sánchez, así como un tico apellidado Morales.

Wálter Espinoza explicó que la semana anterior recibieron una alerta en el sentido de que una casa en Llano Grande era usada por un grupo narcotraficante. Agregó que durante las vigilancias que se hicieron, se determinó que el jueves poco después del mediodía salió un vehículo de color blanco de esa casa, por lo cual se le dio seguimiento y se le detuvo en el puente del Tárcoles.

Agregó que al revisar el carro encontraron 200 gramos de marihuana, $2.700 y ¢400.000 en efectivo. Además, había recibos por el pago de servicios como electricidad.

El director del OIJ dijo que la casa en Llano Grande de Mora la había alquilado uno de los extranjeros desde hace varios meses.