La otra paciente falleció el 12 de julio y vivía en Calle Fallas

Por: Carlos Arguedas C. 9 agosto, 2012
 La defensa pidió se le impusiera internamiento en un centro hospitalario psiquiátrico a la imputada, pero esa medida no fue acogida por el juzgado. | ARCHIVO.
La defensa pidió se le impusiera internamiento en un centro hospitalario psiquiátrico a la imputada, pero esa medida no fue acogida por el juzgado. | ARCHIVO.

San José (Redacción). La auxiliar de enfermería presa por supuestamente inyectar una sustancia a una paciente que le produjo la muerte, también visitó a otra vecina de urbanización Contadores de Calle Fallas de Desamparados, que falleció el 12 de julio pasado.

El dato lo suministró hoy la familia de Lillian Arias Prendas durante una entrevista con La Nación, en la cual dijeron que la auxiliar en enfermería Angela Barrantes la visitó en varias ocasiones, mientras estuvo internada en el centro médico.

Joselyn Vargas Arias (hija de Lillian) dijo que que por respeto a los vecinos no iban a suministrar el nombre de esa otra mujer fallecida.

Empero, agregó que a diferencia de su madre, esa otra vecina murió en la Unidad de Cuidados Intensivos cuando estaban sus familiares en el centro.

Por su parte, Viria Mejías, jefe de Enfermería del San Juan de Dios, consideró como poco probable que Barrantes pudiera haber tenido contacto con esa otra paciente. “El ingreso a la Unidad de Cuidados Intensivos es muy estricto. Solo cinco minutos y de 4 a 5 de la tarde y solo ingresa la familia”, aseguró.