Dientes del reptil le atravesaron la bota de hule del peón

Por: Hugo Solano 19 enero, 2015

El cuerpo quedó tendido en el lugar. Una serpiente de metro y medio descargó su veneno en el pie izquierdo y lo mató.
El cuerpo quedó tendido en el lugar. Una serpiente de metro y medio descargó su veneno en el pie izquierdo y lo mató.

El peón agrícola Valentino Barrantes Gómez, de 54 años, falleció esta tarde en la finca El Celaje ubicada en La Cuesta de Corredores, debido a la mordedura de una serpiente terciopelo.

La víctima estaba chapeando alrededor de las plantas de palma africana en compañía de otros peones, cuando a eso de las 12:35 p. m. gritó: "¡Me mordió una culebra!".

El peón agrícola calzaba botas de hule, pero los colmillos de la víbora atravesaron la bota izquierda y descargaron el veneno en el dedo gordo del pie.

Valentino se quitó el calzado para ver dónde lo había mordido la serpiente, mientras Jorge Arroyo, otro peón, buscó la culebra hasta encontrarla y la mató.

Un compañero del peón mató a la serpiente y luego corrió por ayuda, pero no se pudo salvar a Barrantes.
Un compañero del peón mató a la serpiente y luego corrió por ayuda, pero no se pudo salvar a Barrantes.

Una vez que dio muerte a la serpiente, Arroyo caminó kilómetro y medio hasta llegar a la carretera y solicitar ayuda a la Cruz Roja. Cuando los socorristas llegaron, el peón ya había fallecido. Según Araya, duraron unos 30 minutos.

Juanita Zúñiga, compañera sentimental de la víctima, manifestó que esta mañana Barrantes le dijo que llegaba como a las 2 p. m., para que fueran a realizar algunos mandados al poblado de La Cuesta.