Jugaba con un hermano que accidentalmente le clavó un rayo de bicicleta

Por: Hugo Solano 2 diciembre, 2015
Una escolta acompañó la ambulancia para llegar cuanto antes con el menor al Hospital de Niños. Ingresó a las 5:54 p. m. en condición grave.
Una escolta acompañó la ambulancia para llegar cuanto antes con el menor al Hospital de Niños. Ingresó a las 5:54 p. m. en condición grave.

Un menor de cuatro años ingresó a las 5:54 p. m. al Hospital de Niños en condición crítica procedente de San Carlos, luego de que estaba jugando con un hermano que le incrustó una varilla en la clavícula derecha la cual al parecer le afectó el pulmón y la tráquea.

El menor fue llevado por su familia al Ebáis de El Concho de Pocosol, de donde lo recogió una ambulancia que lo llevó al Hospital de San Carlos y a las 4:13 p. m. lo remitieron de emergencia al Hospital Nacional de Niños.

De acuerdo con el despachador de la Cruz Roja, Daniel Venegas, la unidad 441 de Ciudad Quesada se hizo cargo del traslado.

El menor, de apellidos Jaime Hernández, es del sector de Banderas, que queda cinco kilómetros al noroeste de El Concho.

El accidente fue a eso de las 2 p. m., pero por la distancia entró casi cuatro horas después al centro médico.

Una enfermera que acompañó al menor en el trayecto, quien prefirió no identificarse, explicó que el menor estaba jugando con un hermano de 7 años y éste le clavó una varilla o rayo de bicicleta.

Ingresó con respiración asistida y acompañado por personal médico.

Colaboró el periodista Carlos Láscarez.

Etiquetado como: