Por: Carlos Arguedas C. 20 abril, 2012
 Al oficial del OIJ lo mataron para robarle un maletín. | ARCHIVO LN
Al oficial del OIJ lo mataron para robarle un maletín. | ARCHIVO LN

El Juzgado Penal Juvenil de San José impuso ayer 12 años de prisión a un menor de 17 años por el asesinato de Fernando Calvo Monge, funcionario de la Sección de Cárceles del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), ocurrido el 18 de febrero del 2011.

La pena la dictó el juez José Pablo Monge Arguedas a las 10 a. m., luego de que la defensa del imputado y la Fiscalía Adjunta Penal Juvenil llegaron a un acuerdo en un proceso abreviado.

En el convenio, el menor aceptó que cometió cuatro delitos de robo agravado y homicidio calificado que le atribuyó la Fiscalía.

Con este acuerdo se evitó ir a un juicio, en que el menor pudo haber sido condenado a una pena de 15 años, el máximo que dispone la materia penal juvenil.

“La decisión de aprobar un procedimiento especial abreviado se debió al contundente respaldo probatorio que, en conjunto, la Fiscalía Adjunta Penal Juvenil y la Fiscalía de Delitos contra la Vida logramos aportar a este proceso. Constituye, sin lugar a dudas, una pena muy representativa, sobre todo si se toma en cuenta que la pena máxima en penal juvenil es de 15 años de internamiento”, destacó Omar Jiménez, coordinador de la Fiscalía Juvenil.

El oficial murió cuando le dispararon en la cabeza y en el tórax para robarle un maletín frente a la urbanización Las Luisas, en barrio Córdoba de Zapote, San José.

En ese momento la víctima caminaba rumbo a su casa, en barrio Morenos de Zapote. En este caso queda pendiente el juicio contra tres hombres mayores de edad que descuentan prisión preventiva, a quienes se les atribuye ser coautores del homicidio y de los robos.

Etiquetado como: