30 noviembre, 2014
Un hombre de apellidos Quirós Muñoz, de 53 años, apodado “Billo”, fue acribillado con seis balazos la noche de este sábado en un taller mecánico en Paso Canoas.
Un hombre de apellidos Quirós Muñoz, de 53 años, apodado “Billo”, fue acribillado con seis balazos la noche de este sábado en un taller mecánico en Paso Canoas.

Un hombre de apellidos Quirós Muñoz, de 53 años, apodado "Billo", fue acribillado con seis balazos la noche de este sábado en un taller mecánico en Paso Canoas.

Al parecer fue un sicario quien lo mató, después de perseguirlo por varias calles, tras interceptarlo cerca de los cajeros automáticos del Banco Nacional de la localidad.

De acuerdo con la información suministrada por un testigo -aun sin identificar por las autoridades-, Quirós Muñoz intentó escapar y se refugió en el Taller Servicentro El Parque.

Fue en la bodega de ese establecimiento donde el homicida disparó a quemarropa en seis oportunidades, tres de los impactos le dieron en la cara y los otros tres, en el pecho.

Según uno de los trabajadores del taller, quien no reveló su nombre por seguridad, el presunto sicario omitió los gritos de Quirós Muñoz, quien le suplicó que no lo matara.

Se presume que el motivo del asesinato fue un problema de drogas. La víctima era taxista informal, aunque en el pasado trabajó como oficial de la Fuerza Pública y era vecino del Barrio San Jorge de Paso Canoas.

El caso quedó en manos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Corredores.

Etiquetado como: