Sujetos quitaron sin violencia candados de la cortina metálica para entrar al local

 16 octubre, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

Delincuentes quitaron los candados de la cortina metálica de la Armería Polini, entraron al local, volvieron a colocar los candados y se marcharon con más de 80 pistolas, municiones y cargadores.

Las autoridades todavía no han determinado con exactitud cuándo ocurrió el robo y cómo los ladrones lograron obtener la llave maestra de los candados del local, ubicado frente al edificio Cristal, en avenida primera, calle 1, en San José.

El administrador de apellido Trejos fue quien dio aviso a las autoridades ayer, a eso de las 10 a. m., tras abrir la cortina metálica que resguardaba el local y darse cuenta de que el llavín de la puerta de vidrio principal fue violentado.

Trejos, luego de ingresar al local, confirmó que otras puertas internas también habían sido forzadas y que fueron sustraídas decenas de armas de fuego de los estantes de exhibición de la armería y gran cantidad de municiones.

Las autoridades preliminarmente informaron de que entre las armas sustraídas hay 86 pistolas de nueve milímetros, una cantidad no determinada de municiones, así como cargadores.

Sin violencia. Marco Barrera, jefe de la Fuerza Pública del distrito El Carmen, informó de que no saben cuántas personas participaron en el robo y que en el establecimiento no había nadie.

“El local utiliza un servicio de monitoreo de seguridad privada, pero tras la revisión se observó que estaba desarmada. La bodega también fue forzada. El tipo de candados que utilizan las cortinas metálicas son especiales y solamente se pueden abrir con la llave maestra”, agregó Barrera.

De frecuente robo. Álvaro Ramos, exministro de Seguridad, explicó que las pistolas de nueve milímetros son de frecuente robo porque es el arma más utilizada por la fuerza policial y militar tanto en Costa Rica como en el mundo.

“Hoy por hoy, la nueve milímetros es el arma de gran capacidad para adquirir municiones. Es un arma adaptable a las necesidades de defensa personal, de seguridad industrial y privada.

”El tipo de bala que utiliza ese tipo de arma es de pequeña dimensión, de gran potencia y velocidad y eso hace que el arma utilice magazines de 15, 17 y hasta 18 tiros, lo que la hace un arma muy atractiva. El costo oscila entre $400 y $1.000 en el mercado legal”, agregó Ramos.

El pasado 30 de enero, delincuentes robaron 215 pistolas de nueve milímetros de una bodega de la Policía de Tránsito en plaza González Víquez.

Hasta el momento se han recuperado 78 pistolas (56 halladas en Concepción de Alajuelita y 22 en ciudad de Panamá). Todavía faltan por ubicar 137.