Policía los ligó con el caso del empresario de apellido Bell, conocido como Macho Coca

Por: Hugo Solano, Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 11 noviembre, 2015

El Juzgado del Segundo Circuito Judicial en Goicoechea dictó este miércoles medidas cautelares contra los tres tráficos detenidos el 9 de octubre pasado, como supuestos cómplices de una organización dedicada al tráfico de drogas. Vinculado a este mismo caso, también fue detenido un empresario limonense de apellido Bell y conocido como Macho Coca.

En adelante, se ordena que los tráficos de apellidos Moya, Dondi y Marchena deberán firmar cada 15 días en la fiscalía o despacho más cercano de donde sean reubicados y no podrán acercarse a testigos por un plazo inicial de seis meses.

Macho Coca compró silencio de tráficos para trasegar droga
Macho Coca compró silencio de tráficos para trasegar droga

Segun la oficina de prensa del Poder Judicial, se ordenó la separación del cargo que hasta hoy desarrollaban, pero se deja abierta la posibilidad de que sean trasladados a funciones administrativas.

Al parecer, Bell compró el silencio de cuatro oficiales de tránsito para poder trasegar cocaína y marihuana por la carretera entre Limón y San José (ruta 32). Tres de ellos, Moya, Dondi y Marchena fueron detenidos el mismo día y falta uno por capturar.

Según las investigaciones de la Fiscalía y la Policía Judicial, el empresario necesitaba la ayuda de los policías de tránsito.

"Necesitaba que todo fuera fluido. La función de estos oficiales era no intervenir en el transitar de los carros de Bell. Si eran camiones, ellos evitaban que se sometieran al pesaje respectivo", expresó el día de la captura Gerald Campos, director interino de la Policía Judicial.

Los cuatro oficiales recibían una remuneración económica por esas labores y le pedían dinero al Bell cuando se iban de vacaciones, según la pesquisa.

Dirección de Tránsito los sacó de las calles. De acuerdo con la subdirectora de la Policía de Tránsito, Sonia Monge, los tres oficiales relacionados con ese caso fueron enviados a vacaciones desde la semana siguiente de la captura del empresario y todavía están libres, ya que tenían muchos días acumulados.

Añadió que todavía no le ha llegado la notificación del Juzgado, por lo que no conoce las medidas que les dictaron y será hasta que reciba ese documento del Juzgado cuando determinen dónde se les reubicará mientras llega el proceso penal.