Sucesos

Se inició juicio contra tres sospechosos de asesinar al dueño de un parqueo en San José

Actualizado el 21 de abril de 2016 a las 01:39 pm

Un tico y dos extranjeros son los sospechosos de homicidio y robo agravado

Policía los detuvo luego de que uno de ellos intentó cambiar un cheque robado

Sucesos

Se inició juicio contra tres sospechosos de asesinar al dueño de un parqueo en San José

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El juicio se desarrolla en los Tribunales de San José y se espera la comparecencia de 10 testigos.
ampliar
El juicio se desarrolla en los Tribunales de San José y se espera la comparecencia de 10 testigos. (Archivo/Hugo Solano)

Este jueves se inición en los Tribunales del Primer Circuito Judicial de San José, el juicio contra tres sospechosos del asesinato de Vernor Lines López-Calleja, de 96 años, quien fue asfixiado en el parqueo donde trabajaba, cerca del parque Morazan en San José en el 2014.

Los acusados del homicidio calificado y robo agravado son de apellidos Arce Guadamuz, costarricense; Martínez Mayorga, nicaragüense y Salazar Guevara, colombiano.

Los hechos por los que se les acusa ocurrieron el 17 de junio del 2014 a eso de las 11 a. m. en el parqueo La Antigua, propiedad de Lines.

En aquella ocasión, al parecer Arce -el tico- ingresó al parqueo por un agujero, que abrieron Martínez y Salazar en uno de los costados de la malla del local.

Los dos extranjeros  laboraban en ese parqueo y al parecer ellos acomodaron unos vehículos de modo que otro empleado del lugar no lograra observar la oficina del jefe, ni lo que sucedería, en sus alrededores. Pusieron música a todo volumen y ocultaron a Arce, en el baño que está en frente de la oficina de Lines.

Desde el escondite, el costarricense habría esperado el momento oportuno y la señal de aviso de los otros dos para ingresar en la oficina del dueño, robarle y asesinarlo.

Cuando Lines se disponía a salir,  al parecer Arce y Martínez lo abordaron de forma violenta; lo golpearon y empujaron hacia el interior, lanzándolo contra el suelo.  Aparentemente Arce aprovechó que la víctima se encontraba indefenso en el suelo, lo tomó del cuello y le aplicó un candado chino, hasta matarlo.

Luego de perpetrado el asesinato, Arce logró apoderarse de ¢528.000, un cheque por más de un millón de colones y un anillo que la víctima usaba.

El asesino se retiró del lugar por el mismo agujero que había usado para ingresar, con la promesa de compartir el botín con Martínez y Salazar.

El mismo día del crimen Arce llegó a la agencia del Banco Nacional, en San Isidro de Coronado, para hacer efectivo el cheque, pero el cajero realizó la consulta  y se percató de que no tenía fondos, por lo que le dijo que regresara al día siguiente.

PUBLICIDAD

Cuando Arce volvió al banco para hacer efectivo el cheque, ya el título tenía una alerta de no pago por robo. Los funcionarios avisaron de la presencia del individuo a los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) quienes lo capturaron.

A los otros dos sospechosos se les inculpó gracias a un informe policial que analizó las comunicaciones telefónicas que mantuvieron los tres acusados, antes y después del homicidio.

Se espera que en el juicio declaren 10 testigos.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Se inició juicio contra tres sospechosos de asesinar al dueño de un parqueo en San José

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hugo Solano

hsolano@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

Ver comentarios
Regresar a la nota