Sucesos

Testigos olvidaron ataque de sicarios a estadounidense en Escazú

Actualizado el 23 de septiembre de 2016 a las 02:56 pm

Sucesos

Testigos olvidaron ataque de sicarios a estadounidense en Escazú

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La jueza Marianela Oviedo le solicitó al testigo de apellido Mayorga que dibujara cómo fue que se dieron los hechos que observó. (Graciela Solís)

"No recuerdo"y "no sabría decirle" fueron las frases más usadas por dos testigos en el juicio contra dos jóvenes que supuestamente intentaron matar a un empresario estadounidense, el 18 de marzo del 2015, en una cafetería en Escazú, San José.

Ellos declararon la mañana de este viernes en una audiencia que se llevó a cabo en los Tribunales de Pavas, en San José.

El primero en dar su testimonio fue un sujeto de apellido Mayorga, quien labora como guarda en la cafetería donde ocurrió el atentado contra Jason Noah Feinman.

Mayorga dijo a los jueces que ese día el estadounidense salió en su carro del parqueo, bajó el vidrio para darle una propina y en eso escuchó unos disparos. Sin embargo, aseguró que no recuerda cómo eran los motociclistas, la ropa que vestían, la motocicleta o algún otro detalle del crimen, esto pese a que dijo que estaba a una distancia de un metro de Feinman.

De acuerdo con el testigo, cuando escuchó el disparo se hizo "lanzado" a un lado del parqueo y no vio nada más.

Ante la poca claridad en su declaración, la jueza Marianela Oviedo le pidió que dibujara en una pizarra cómo es el lugar donde ocurrieron los hechos y los puntos donde estaba el vehículo.

Por su parte, el otro testigo en declarar fue un sujeto de apellido Álvarez, quien es guarda en una casetilla que está en un comercio aledaño a la cafetería.

También aseveró que no observó a los motociclistas, ni cómo se dieron los hechos.

El juez Giovanni Hernández le llamó la atención al testigo, pues cuando el fiscal Marco Pochet le estaba haciendo preguntas le respondía de mala forma y reclamaba que fue puesto como testigo sin haber sido notificado previamente.

El abogado del estadounidense, Miguel Jiménez, le consultó a Álvarez si tuvo algún temor de ir a declarar y si fue coaccionado para que no lo hiciera; no obstante, él respondió que no recibió ningún tipo de presión, pero sí admitió que temía alguna represalia.

Recuento. Este juicio se lleva a cabo contra un joven de apellido Calvo, de 22 años, y otro apellidado Solís, de 28, quienes fueron acusados de ser los que intentaron matar al estadounidense, luego de propinarle 14 balazos.

PUBLICIDAD

El 14 de setiembre anterior, Feinman declaró en videoconferencia, desde California, Estados Unidos. Ese día reconoció a los motociclistas y narró la angustia que vivió el día del ataque.

LEA: Estadounidense cuenta dramáticos segundos en los que sobrevivió a 14 balazos

"Yo levanté las rodillas y subí las manos protegiéndome la cara. Eso fue después de los primeros cuatro disparos. En el momento en que levanté las piernas mi carro empezó a moverse lentamente y él (el gatillero) continuó disparando. Yo alcancé al otro lado del vehículo, abrí la puerta del pasajero y salté. Lo que hice fue que empecé a gatear para usar el carro como escudo y lo único en que pensaba era que él iba a llegar por detrás y me iba disparar en la cabeza. Pero lo que escuché fue que la motocicleta se fue y mi carro golpeó otro vehículo. Ahí me quedé tirado en la calle y había mucha gente alrededor", recordó el estadounidense.

El juicio continuará el próximo 4 de octubre con el testimonio de un oficial de Fuerza Pública, de apellido Burgos, quien no se presentó este viernes a declarar.

Los imputados fueron detenidos en agosto del año pasado por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y, actualmente, están en prisión preventiva.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Testigos olvidaron ataque de sicarios a estadounidense en Escazú

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota