Sucesos

Padre de Jairo Mora pierde la fe en castigo por crimen de su hijo

Actualizado el 28 de enero de 2015 a las 12:00 am

Opinó que habría sido mejor que el dinero invertido se diera a los pobres

Ambientalistas mantienen llamado a manifestarse el jueves frente a Corte

Sucesos

Padre de Jairo Mora pierde la fe en castigo por crimen de su hijo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Limón. De su boca no logran salir muchas palabras, y de sus ojos brotan la incredulidad, el dolor y, sobre todo, la resignación.

Un día después de escuchar, en el Tribunal Penal de Limón, la sentencia en la que se absolvió a siete acusados por el crimen del ambientalista Jairo Mora Sandoval, su padre, Rafael Mora, decide hablar con la prensa.

Lo hizo en el jardín de su casa, en Gandoca de Limón, adonde había decidido refugiarse desde el lunes, luego de escuchar el resultado del juicio.

No tiene mucho que decir y las fuerzas no le dan ni para salir al campo a trabajar.

Solo “ha dado vueltas en su casa”; pero algo sí expresa con convicción: “No creo que eso deba apelarse; si eso se falló ahora de esa manera, se seguirá fallando igual. Va a acabar en lo mismo. Desde el principio, esta cosa yo la veía muy mal”.

Rafael Mora vive en una zona rural, entre sembradíos, 120 kilómetros al sur de Limón. Se dedica a la siembra de plátano para exportación. Ya van ocho meses en los que no hay cosecha, por lo que se dedica a otras labores.

Su compañera y la madre de Jairo, Fernanda Sandoval, decidió no dar declaraciones. En palabras de su esposo, ella se encuentra “destrozada”.

Durante la mañana de ayer, Rafael Mora,  padre de Jairo Mora Sandoval, visitó la tumba de su hijo, en Gandoca. Comentó que su esposa, Fernanda Sandoval,  estaba destrozada.   | RONNY JAÉN
ampliar
Durante la mañana de ayer, Rafael Mora, padre de Jairo Mora Sandoval, visitó la tumba de su hijo, en Gandoca. Comentó que su esposa, Fernanda Sandoval, estaba destrozada. | RONNY JAÉN

Proceso ‘vergonzoso’. El lunes, al tiempo que absolvieron a los siete imputados por el homicidio de Jairo Mora, los jueces castigaron a cuatro de ellos por el asalto a un matrimonio y sus dos sobrinos.

Ese hecho ocurrió antes del crimen de Mora y la Fiscalía de Limón aseguraba que se trataba de la misma banda.

Por el ataque a la familia, se condenó a Donald Salmon Meléndez (27 años de prisión por violación, robo agravado y cuatro privaciones de libertad), Héctor Martín Cash López (23 años por dos abusos sexuales, un robo y cuatro privaciones de libertad), Josué Brayan Quesada Cubillo y Ernesto Enrique Centeno Rivas (17 años de prisión a cada uno, por un robo agravado y cuatro privaciones de libertad).

Otros tres hombres, apellidados Salmon, Arauz y Delgado, quedaron libres de todas las acusaciones.

PUBLICIDAD

Al explicar la sentencia y referirse específicamente a la absolutoria por el asesinato de Mora, la jueza Yolanda Alvarado, en representación de sus compañeros Hernán Salazar (presidente) y Luis Rodríguez, fue enfática en que tanto la pesquisa del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), como la acusación presentada por la Fiscalía, fueron deficientes.

La juzgadora señaló que hubo prueba mal recabada, otra que no se ofreció y otra extraviada.

Esas y otras conclusiones del tribunal dejaron un sinsabor en el padre del ambientalista, según comentó ayer.

“Esto más bien es de vergüenza, es una situación de vergüenza para el país. Buscar plata y todo para hacer una investigación de estas y para nada. Mejor se la hubiesen regalado a los pobres, la plata, ¿no cree?”, expresó.

Mora agregó que el proceso fue “loco”. “Se usó dinero hasta para traer a sospechosos, para traer a gente del OIJ aquí, ¿y para qué? Para nada, para que todo quedara en vano”, lamentó el padre mientras su mirada se endurecía.

“Ellos (los jueces) dicen que fue que la Fiscalía no dio toda la información que tenía que dar (...). Fue un problema básico en la investigación. Yo no lo dije, el mismo juez lo dijo”, manifestó.

Para él, en esta “carajada” hubo mucho “burumbum”.

“Claro que me siento impotente, no sé qué va a pasar, no sé si el país va a hablar de esto o si se quedará callado, no sé qué harán los diputados. Muchos hablan, pero, a la hora de la verdad, nadie se apunta”, terminó diciendo.

Tras dejar salir esas palabras y unas pocas lágrimas, Rafael Mora caminó hacia el cementerio y visitó la tumba de su hijo.

Reacciones. Las manifestaciones del tribunal y el resultado de un debate que duró tres meses, generó la respuesta de sectores como grupos de ambientalistas, los que llaman a una manifestación este jueves a las 11 a. m., frente a la Corte Suprema de Justicia.

Incluso, tales grupos analizan presentar una denuncia ante el mismo Ministerio Público por negligencia de los fiscales.

Por su parte, el abogado de la familia del ambientalista, Rodrigo Araya, aseguró que presentará una apelación. Él había sido separado de la causa debido a ausencias que los jueces consideraron injustificadas.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Padre de Jairo Mora pierde la fe en castigo por crimen de su hijo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota