Sucesos

Protesta realizada el 29 de abril del 2010

Manifestantes afrontan juicio por disturbios 5 años después

Actualizado el 24 de febrero de 2015 a las 12:00 am

No se justifica que 24 personas lleven un lustro de ‘zozobra jurídica’, dice defensa

Sucesos

Manifestantes afrontan juicio por disturbios 5 años después

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Si bien el juicio estaba previsto para comenzar ayer, el tribunal se hallaba realizando un debate por un caso de abuso sexual. | RODOLFO MARTÍN

Limón. Un total de 24 personas, entre ellas tres mujeres, comparecerán hoy durante un juicio luego de ser acusados de los delitos de resistencia agravada, obstaculización de vías públicas, daños agravados, incendio y amenazas agravadas.

La denuncia se dio luego de una manifestación ocurrida el 29 de abril del 2010 sobre la ruta 32, a la altura del plantel del ICE, en Moín de Limón.

Según la acusación del Ministerio Público, los encartados no solo bloquearon la vía con la quema de llantas y el derribe dos árboles que colocaron en la vía, sino que también agredieron a los oficiales de la Fuerza Pública que llegaron a normalizar el tránsito. Al parecer, los protestantes les lanzaron piedras y varias bombas tipo molotov.

Además, en la acusación se indica que en determinado momento, cinco transportistas de apellidos Campos, Villalobos, Bernard, Varela y Mendoza fueron obligados a abandonar sus vehículos tras ser amenazados con una pistola en la cabeza.

Acto seguido, según el Ministerio Público, les lanzaron las bombas a los cabezales y causaron pérdidas totales en cinco de estos, daños que –según la denuncia– sobrepasan los ¢60 millones.

Los afectados estaban a la espera de que se reabriera el paso para entrar al muelle de Moín, lo cual nunca pudieron realizar.

Denuncia por lentitud. Héctor Monestel, uno de los abogados litigantes, manifestó que el principio de justicia pronta y cumplida no se ha dado en este caso.

“Resulta injustificable que a 24 personas se les haya mantenido en una zozobra jurídica a lo largo de los últimos cinco años. Propuse un juicio de flagrancia y, bajo esa normativa, ya todo hubiese terminado”, dijo Monestel.

Juan José Picado, colega en la defensa, estima que la acusación es genérica y que no hay una imputación objetiva para cada uno de los imputados, lo cual es un dilema para el Ministerio Público.

Aunque el juicio estaba previsto para iniciarse ayer, el tribunal al que había sido asignado realizaba un juicio por abusos sexuales y violación en la sede de los tribunales de Bribrí.

Del total de imputados, ayer faltaron tres: uno de ellos por un problema de oncología que lo mantiene internado en un hospital, y los otros dos por razones que se desconocen.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Manifestantes afrontan juicio por disturbios 5 años después

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota