Por: David Delgado C. 20 junio, 2012
 Los jugadores no pudieron entrenar ayer en el estadio. | ALONSO TENORIO.
Los jugadores no pudieron entrenar ayer en el estadio. | ALONSO TENORIO.

Los jugadores del Uruguay se quedaron “descalzos” en pleno inicio de la pretemporada, luego de que los ladrones forzaron el portón de una bodega en el estadio Labrador, en Vázquez de Coronado, donde guardaban 30 pares de tacos, buzos y chalecos.

Freddy Campos, presidente del equipo, indicó que cada par de tacos cuesta hasta ¢130.000. Según dijo, el fin de semana hubo otro robo ahí y se llevaron herramientas de construcción, que ascienden a un total de ¢2 millones.

Según añadió, esta es la quinta vez en dos años en que son víctimas del hampa en el estadio. “Lo material se repone, pero en lo moral nos afecta”, comentó Campos.

Etiquetado como: