Carro en que viajaba como acompañante se salió de la vía y cayó sobre el oleoducto

Por: Hugo Solano 27 mayo, 2015
Un árbol atenuó la velocidad del vehículo antes de que cayera sobre el oleoducto. De haber provocado una fuga, el accidente habría sido trágico, dicen los bomberos.
Un árbol atenuó la velocidad del vehículo antes de que cayera sobre el oleoducto. De haber provocado una fuga, el accidente habría sido trágico, dicen los bomberos.

Elking Scoby, nuevo defensa del Limón FC sufrió un accidente anoche, a las 11 p. m., cuando viajaba como acompañante en un carro que iba de Guápiles a Limón.

El vehículo, un Toyota Yaris, era conducido por la novia del jugador, Marla Zumbado Whitinghan. Por razones desconocidas, el Yaris se pasó al carril contrario y luego se volcó. El suceso ocurrió un kilómetro al oeste de la entrada principal a Siquirres sobre la ruta San José - Limón.

Los ocupantes anduvieron en la ronda al menos 50 metros y chocaron de costado contra un árbol de nance, luego siguieron dando vueltas y quedaron encima de uno de las tuberías del oleoducto de Recope. El auto quedó destrozado.

Scoby, de 22 años, salió por sus propios medios, estaba aturdido pero sin lesiones graves.

La mujer quedó prensada entre las latas retorcidas. Algunos vecinos, incluyendo un chef de una marisquería cercana, fueron los primeros en llegar y auxiliarlos.

La Cruz Roja estabilizó a la mujer y la trasladó en condición delicada al Centro de Atención Integral en Salud (CAIS) de Siquirres, mientras que el jugador solo tenía rasguños.

El jugador, de 22 años, salió ileso del accidente anoche en Siquirres.
El jugador, de 22 años, salió ileso del accidente anoche en Siquirres.

Alberto Céspedes, del cuerpo de Bomberos, dijo que cuando llegaron al lugar ya los pacientes estaban en la ambulancia. "Corrimos a ver si el oleoducto presentaba fisuras, gracias a Dios no se reventó, ya que hubiera sido una tragedia", afirmó.

Evangelista Torres, socorrista de la Cruz Roja de Siquirres, indicó que la mujer tenía varias lesiones en su cuerpo y posibles fracturas de costillas, una mano y un tobillo, además de traumas en el tórax y cabeza. Fue remitida casi de forma inmediata del CAIS al Hospital de Guápiles.