12 noviembre, 2012
 El OIJ detuvo a la madre y al padrastro el viernes pasado. | E. CHINCHILLA
El OIJ detuvo a la madre y al padrastro el viernes pasado. | E. CHINCHILLA

El Juzgado Penal de Upala dictó el sábado seis meses de prisión preventiva contra una pareja sospechosa de asesinar a golpes a un menor de 3 años de edad.

Los sospechosos son la madre biológica del niño, de apellido Jiménez y 24 años, y el padrastro, apellidado Espinoza (18). Ellos son acusados de cometer el delito de homicidio calificado.

El asesinato del menor ocurrió el miércoles pasado en Colonia Puntarenas, unos 12 kilómetros al sur de la ciudad de Upala, en Alajuela.

El juez alegó que la medida obedece a que las pruebas en contra de la pareja son contundentes.

Ayer, el hombre fue recluido en la cárcel de La Marina de San Carlos; mientras que la mujer está en el Buen Pastor, en San Rafael Arriba de Desamparados.

Golpiza. A eso de las 7 a. m. del miércoles, el padrastro llamó a la Cruz Roja porque el niño tenía un ataque de asma muy fuerte. Sin embargo, a la llegada de los paramédicos, el menor ya había fallecido.

Hasta el momento, la enfermedad parecía ser la causa de la muerte del infante. Pero la autopsia, practicada en Medicatura Forense, determinó que el niño murió a causa de una golpiza.

Según el informe de la Policía Judicial, el menor tenía golpes en su cuerpo, aparentes cortaduras en los dedos de las manos y posibles marcas de mordiscos en el cuello.

Asimismo, indicó que el infante presentaba graves lesiones en el hígado, riñón, bazo y corazón.

Después de esto, la Policía detuvo a los sospechosos en el cementerio de San Luis de Upala, minutos después del funeral. La captura ocurrió el viernes pasado.