Por: David Delgado C. 26 noviembre, 2014

ARCHIVO.
ARCHIVO.

La presidenta del Poder Judicial, Zarela Villanueva, sostiene que los casos de funcionarios involucrados con el narcotráfico y crimen organizado son aislados. Por esto, desarrollan una serie de acciones preventivas en las áreas más vulnerables de la institución.

¿Por qué descartan que haya penetración del narcotráfico?

No encontramos ningún grupo organizado que se hubiera metido ni abarcara determinadas áreas institucionales. No hay ningún área en lo interno que pueda calificarse como penetrada. Eso es claro y determinante. Los casos siguen siendo aislados.

¿Cuáles son las áreas del Poder Judicial más vulnerables al crimen organizado?

Hicimos acciones específicas en una zona geográfica por una alerta en Limón. Se trabajó para buscar personas que cumplieran los requisitos para nombrarlas, se implementó el incentivo por regionalización, se reforzó el trabajo del Tribunal de Limón, se mejoró el ambiente laboral y se dieron recursos para aligerarlo.

”El área de reclutamiento del personal es fundamental para determinar los procesos y mecanismos mediante los cuales las personas van a ingresar. Hay una necesidad de centralizar toda la información que proviene de los diversos ámbitos que componen la institución, para que, lo que le sucede a un fiscal que luego aspire a la judicatura, pueda ser conocido”.

¿Qué hay de cierto en que se espera replicar el modelo que utiliza el OIJ para contratar a investigadores en el caso de los aspirantes a jueces?

El sistema del OIJ es muy propio de un organismo que responde a una determinada tarea. Nosotros hemos visto fortalezas grandes en ese sistema. Se esperan recomendaciones para el uso de este en la judicatura, pero los criterios en nuestro caso han de ser siempre apegados a respetar el derecho de acceso al trabajo. Eso es muy importante.

Etiquetado como: