24 noviembre, 2015

El nuevo jefe del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Wálter Espinoza, empezó a laborar en el Poder Judicial en 1989. Durante su carrera, se ha desempeñado como agente fiscal, fiscal auxiliar y fiscal.

Es licenciado en Derecho de la Universidad de Costa Rica (UCR) y cuenta con una especialidad en Administración de Justicia Penal, con enfoque sociojurídico.

De esos 26 años de carrera judicial, 21 los ha dedicado al combate del tráfico de drogas y el lavado de dinero, según contó.

“Mi campo de trabajo ha sido esencialmente eso; como consecuencia de ello, tengo una relación de cercanía con el OIJ desde hace muchos años”, manifestó.

Agregó que también ha trabajado con policías internacionales, entre ellas, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de los Estados Unidos.

Hasta el 30 de setiembre de este año está designado como el secretario técnico de los fiscales de crimen organizado de la región, del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

Suspensión. La carrera de Espinoza se vio afectada en el 2002, cuando en junio de ese año, la Corte Plena ordenó suspenderlo por un mes.

El castigo fue solicitado luego de que el fiscal Espinoza ordenara el sobreseimiento de dos jóvenes italianos, a quienes se les detuvo con cuatro kilos de cocaína en tablas de surf, lo que permitió, finalmente, su liberación y salida del país.

En esa ocasión, los magistrados calificaron el actuar de Espinoza como “negligente”, pues habría ignorado las pruebas e indicios de la pesquisa policial.

Sobre ese caso, el nuevo jefe del OIJ manifestó que cumplió el mes de castigo.

Sobre la decisión que tomó en ese momento, aseguró que lo hizo por un tema de criterio de oportunidad; es decir, otorgar impunidad a una persona que participa en un hecho delictivo a cambio de información sobre un algún otro hecho principal.

“Era un tema de criterio jurídico. Me parece que ya se ha cambiado la perspectiva sobre criterios de oportunidad, e incluso hoy día se siguen aplicando”, puntualizó.

Etiquetado como: