Chofer adquirió 30 botellas de ‘whisky’ escocés y cervezas en horas laborales

Por: Carlos Láscarez S. 19 marzo, 2015

Bribrí. Un chofer de la administración de los Tribunales de Justicia de Limón fue arrestado ayer por oficiales de la Policía de Control Fiscal (PCF), luego de usar un vehículo del Poder Judicial para ir a comprar licor en una tienda panameña, en horas laborales.

La detención del empleado, de apellido Mora, ocurrió al mediodía, durante un retén policial en el poblado indígena de Chase (Talamanca).

El sospechoso aprovechó que tenía bajo su resguardo un pick-up Mitsubishi L200.

En este pick-up Mitsubishi L200, propiedad del Poder Judicial, Mora transportaba dos bolsas con licor. | RONNY JAÉN
En este pick-up Mitsubishi L200, propiedad del Poder Judicial, Mora transportaba dos bolsas con licor. | RONNY JAÉN

La oficina de prensa de la Fiscalía confirmó que el funcionario se encontraba en Bribrí porque había trasladado, en un automóvil oficial, a un juez para que realizara un juicio en zona.

Al parecer, mientras esperaba al juzgador, el funcionario se dirigió hacia la frontera con Panamá en el mismo carro y, en ese lugar, compró algunas botellas de licor. De regreso a Bribrí, fue detenido.

El delito que se le achaca es el de peculado de uso, que según el artículo 361 del Código Penal sanciona con prisión de tres meses a dos años “al funcionario público que emplee, en provecho propio o de terceros (...), bienes propiedad de la Administración Pública”.

El funcionario judicial fue remitido, la tarde de ayer, a la Fiscalía de Bribrí, donde fue indagado por el delito de peculado de uso. | RONNY JAÉN
El funcionario judicial fue remitido, la tarde de ayer, a la Fiscalía de Bribrí, donde fue indagado por el delito de peculado de uso. | RONNY JAÉN

Por este asunto, la Inspección Judicial abrió causa contra Mora, dijo ayer prensa de la Corte.

Irving Malespín Muñoz, director de la Policía de Control Fiscal (PCF), manifestó, vía telefónica, que los oficiales asignados en el retén observaron el pick-up Mitsubishi abandonar el país y, luego, ingresar a suelo nacional, por lo que el resguardo de fronteras da muy buenos resultados.

“En este caso, nuestros oficiales lo vieron comprar del lado de Panamá y se le detuvo cuando ingresó. Traía 30 botellas, entre whisky escocés y cervezas. Se trata de un funcionario público y no se está haciendo excepción alguna. Tiene bastante antigüedad en su cargo”, aseveró Malespín.