13 enero, 2015

El Tribunal Penal de Limón rechazó ayer escuchar las intervenciones telefónicas que se realizaron durante la investigación sobre el homicidio del ambientalista Jairo Mora.

Los jueces estimaron que las grabaciones no fueron ofrecidas como prueba por la Fiscalía, al acoger el reclamo planteado por los defensores de los siete imputados por el crimen de Mora, ocurrido el 31 de mayo del 2013 en playa Moín, en Limón.

El Tribunal tampoco aceptó transcripciones de una parte de los audios obtenidos, pues consideró que no se realizaron adecuadamente por no garantizar el derecho a la intimidad y las comunicaciones de terceros.

Otra parte de esos documentos sí fueron aceptados.

También se prescindió de unas fotografías de la Policía Judicial, pues lo que apareció en el disco que las contenía fue la grabación del 3 de noviembre pasado, primer día del debate.

Mora, de 26 años, realizaba tareas de protección de tortugas marinas junto a unas extranjeras cuando fue atacado.