Era acusado junto con otros tres funcionarios judiciales por agresión

 26 noviembre, 2014
La sentencia se leyó a las 4 p. m. en Pavas.
La sentencia se leyó a las 4 p. m. en Pavas.

El Tribunal Penal de Pavas absolvió la tarde de este miércoles al jefe de la sección de Homicidios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de apellido Quesada y a otros tres agentes, de apellidos Valerio, Acosta y Luna, acusados de agresión.

A las 4 p. m. en Pavas se dictó la sentencia absolutoria para los funcionarios a los que la administración judicial había suspendido temporalmente de sus funciones.

El caso se remonta al 24 de octubre del 2011, cuando el OIJ perseguía a Owen Roberto Steven Brown, sospechoso de asesinar a Fernando Calvo en un asalto en febrero de ese mismo año. Calvo era oficial de la sección de Cárceles del OIJ.

Steven se subió a un taxi informal que pasaba con un pasajero para intentar escapar. Luego, el chofer y el cliente, de apellidos Mora y Méndez, denunciaron que fueron agredidos por los agentes del OIJ.

Los dos hombres y Steven fueron llevados a las oficinas del OIJ en San José, lo que consideraron como privación de libertad y agresión.

El Ministerio Público formuló la acusación que culminó con el juicio cuya sentencia absolutoria se dictó esta tarde.