Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 27 marzo, 2015

San José (Redacción). El Tribunal Contencioso Administrativo de Goicoechea condenó ayer al Estado a pagarle ¢10 millones al exmagistrado suplente de la Sala Primera, Moisés Fachler, debido a que la Corte Plena le abrió una investigación disciplinaria pese a que él había renunciado a su cargo.

El proceso disciplinario se dio en el contexto de una filtración del borrador de una sentencia del caso de minería, conocido como Crucitas, a los empleados de la compañía.

Los jueces contenciosos acogieron el reclamo del exmagistrado, al considerar que la Corte ya no tenía potestad para hacer la investigación. El fallo ordena anular el acuerdo en que se ordenó el proceso disciplinario.

En noviembre del 2012, la magistrada Julia Varela, en representación de la Corte Plena, comunicó que el proceso administrativo halló responsable a Fachler.

En la vía penal, el Ministerio Público había solicitado archivar la causa contra el exmagistrado. El Juzgado Penal de Hacienda Goicoechea avaló esa decisión en setiembre del 2012.