30 marzo, 2015

El Tribunal Contencioso-Administrativo determinó que el Estado tuvo una actuación indebida con Gerónimo Abarca Jirón y, por tanto, debe reparar el daño provocado.

Así consta en la sentencia 014-2014-V dictada el 11 de febrero pasado.

En la resolución se concluye que cuando se ordena la reinscripción electoral y dar la nueva cédula, se “corrobora la indebida actuación por falta de un debido proceso (...), la Administración no procedió conforme a la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Elecciones, como era su deber constitucional de apegarse a lo dispuesto en la ley”.

Aunque en la sentencia no se señalaron los funcionarios responsables, sí se advirtió de que hubo “una falta de servicio (...) en el cumplimiento de obligaciones (...) que en atención a su competencia, debe observar la Administración en sus diferentes campos de acción”.

Gerónimo Abarca tiene cédula desde mayo del 2011. | ARCHIVO/ LN
Gerónimo Abarca tiene cédula desde mayo del 2011. | ARCHIVO/ LN

Otras críticas. Para los jueces Juan Luis Giusti, Ileana Sánchez y Sergio Mena hubo un funcionamiento anormal que desencadenó “que la autoridad competente cancelara la inscripción de nacimiento del señor Abarca, mediando errores de procedimiento y falta de motivación en el acto”.

Estimaron que con esa decisión dejaron al campesino “en una condición anormal, sea la de no contar específicamente con su inscripción de nacimiento y por ende de una nacionalidad, ni cédula de identidad, pues pese a tener su domicilio en nuestro país y haber desarrollado su vida en él y haber estado inscrito, lo cierto es que por muchos años (...) no podía ser tenido formalmente como nacional, ni como extranjero”.

Según el Tribunal, el reconocimiento de $100.000 está plenamente justificado.

Etiquetado como: