Ordenó su liberación y quitar los embargos al dueño del hotel La Cangreja en La Fortuna

 30 septiembre, 2013

El Tribunal de juicio de San Carlos absolvió de toda pena y responsabilidad al guarda nicaragüense Jorge Eduardo Guevara acusado por el homicidio de un joven estadounidense en el hotel La Cangreja en La Fortuna, en ese cantón alajuelense en junio del 2011.

En aquella ocasión el guarda disparó e impactó en el pecho a Justin Johnston, estudiante de una escuela de Kansas, Estados Unidos, quien era parte de un grupo de 12 estudiantes que vinieron al país a aprender español.

La resolución fue dictada a las 8 a. m. y según el juez Luis Fernando Calderón, quien presidió, el joven norteamericano con su actitud indujo a error al vigilante.

Según el juez, fue imprudente el correr por los potreros del hotel en la madrugada en compañía de otro amigo llevando salveques en la espalda y sin atender la orden de alto del vigilante.

El fallo leído este lunes deja en libertad al vigilante.
El fallo leído este lunes deja en libertad al vigilante.

A criterio del juez, Johnston hizo creer a Guevara que iban a cometer un asalto o que lo iban a atacar a él.

El Tribunal declaró sin lugar la acción civil resarcitoria presentada por la familia de Johnston contra Guevara y contra los propietarios del hotel. Ordenó la inmediata liberación de Guevara y levantar los embargos contra la empresa hotelera.

El 30 de agosto del año pasado otro Tribunal condenó a Guevara a 15 años de prisión y a los dueños del Hotel a pagar unos ¢360 millones. Sin embargo, el Tribunal de apelaciones de San Ramón anuló ese fallo y ordenó un nuevo juicio.