Fue detenido este miércoles en San Carlos, Alajuela

 10 abril, 2015
El fallo se leyó en los Tribunales de San Carlos, Dos testigos de este caso declararon por videoconferencia, dada la peligrosidad del sentenciado.
El fallo se leyó en los Tribunales de San Carlos, Dos testigos de este caso declararon por videoconferencia, dada la peligrosidad del sentenciado.

El funcionario del Poder Judicial de San Carlos, de apellido Calderón, quien fue detenido este miércoles por el delito de peculado, fue remitido a cumplir tres meses de prisión preventiva o bien pagar una fianza de ¢5 millones.

Además, el Juzgado de Hacienda dictó que deberá pasar un año sin goce de salario.

La investigación comenzó con denuncias confidenciales, en las que se acusaba al funcionario de vender bienes decomisados y no entregar el dinero.

Calderón era el encargado de verificar la ubicación de vehículos decomisados por diversas causas penales, que se encontraban físicamente en patios de la Policía de Tránsito en La Fortuna y Ciudad Quesada. Su trabajo consistía en revisar si se desechaban, si eran donados o si se podía aprovechar los repuestos.

Las autoridades recibieron un informe de que Calderón llegó al patio de la delegación de Tránsito en La Fortuna y sustrajo llantas y aros de lujo de un cuadraciclo que estaba decomisado.

Luego de ser indagado, fue trasladado a la Fiscalía de Probidad, Transparencia y Anticorrupción por tratarse de un funcionario público.

Calderón tiene varios años de laborar en el Poder Judicial y su esposa es una jueza de San Carlos.