Imágenes corresponden a niñas menores de 10 años y se presume que se grabaron en el extranjero

Por: Eillyn Jiménez B., Gustavo Fallas M. 20 junio

Tres hombres fueron detenidos este martes por la mañana como sospechosos de difundir, por medio de la aplicación WhatsApp, pornografía en la que aparecen niñas menores de 10 años.

Las capturas fueron realizadas por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), en coordinación con la Unidad Operativa de la Dirección Funcional del Ministerio Público (UODF).

El servicio de mensajería de WhatsApp en apariencia era utilizado por los sujetos para la difusión de los videos.
El servicio de mensajería de WhatsApp en apariencia era utilizado por los sujetos para la difusión de los videos.

Uno de los aprehendidos es de apellidos Cordero Leiva, de 31 años, quien fue detenido en su vivienda en Pérez Zeledón. Él tiene antecedentes por los delitos de violación y abuso sexual en perjuicio de una menor de edad.

Los otros dos son apellidados Rojas Gamboa (26) y Estrada Blanco (28), detenidos en Cartago centro y Desamparados, respectivamente. Ambos también se encontraban en sus viviendas a la hora del despliegue policial.

"Estas personas se dedicaban a la difusión de pornografía mediante grupos de WhatsApp", dijo Angie Bartels, jefa de la sección de Delitos contra la Integridad Física, Trata y Tráfico, quien agregó que no se tiene detalles de que los sujetos cobraran por la difusión del contenido.

Según Bartels, la información que se tiene es que las imágenes y videos que compartían corresponden a menores de 10 años de edad en escenas explícitas de relaciones sexuales. De momento no se tienen identificadas víctimas y al parecer no son de Costa Rica.

De acuerdo con la investigación, los sospechosos intercambiaban mensajes de texto y videos con contenido pornográfico infantil en diversos grupos.

En la diligencia judicial de este martes, las autoridades decomisaron discos, celulares, computadoras y dispositivos de almacenamiento.

"Se logra determinar que participan enviando difusión de imágenes a diversos grupos. De acuerdo con las imágenes que se están analizando producto de la investigación, se tiene que son personas menores de 10 años, lamentablemente con imágenes explícitas de relaciones sexuales, parte de lo que es la explotación sexual infantil", explicó Bartels.

La funcionaria hizo un llamado a la población para que denuncien en caso de que lleguen a recibir contenido de pornografía infantil, así como a los padres para que estén pendientes de que sus hijos no lo reciban a través de redes sociales.

"La llamada que hacemos a la población, principalmente a padres de familia, es que estén pendientes de la información que comparten sus hijos en redes sociales. Es importante que estén vigilando con quién hablan, a quiénes contactan y qué tipo de imágenes comparten", añadió Bartels.

El pasado 3 de abril, el OIJ también detuvo a otros dos costarricenses que estaban ligados a una red internacional de pornografía infantil que intercambiaban el material a través de la aplicación WhatsApp.

Dicha organización involucraba a 133 sujetos más alrededor del mundo y fue desarticulada luego de distintos operativos realizados en 18 países situados en Europa.

La Fiscalía prevé que durante esta tarde los aprehendidos serán indagados para determinar qué tipo de medida cautelar se le solicitará al juez.

Este caso se sigue bajo el expediente 17-009919-0042-PE.

Información actualizada a las 1:45 p. m. con declaraciones de Angie Bartels, jefa de la Sección de Delitos contra la Integridad Física, Trata y Tráfico.