Fiscalía pidió altas penas contra los siete sospechosos del asesinato

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 23 enero, 2015

La sentencia del juicio por el homicidio del ambientalista Jairo Mora Sandovaal (26 años) se dictará el lunes, a las 10 a. m., en el Tribunal Penal de Limón.

La fecha se conoció ayer, luego de tres meses de debate, el cual finalmente terminó con la exposición de conclusiones por parte del abogado defensor Mario Chen.

Al igual que los otros defensores, Chen criticó fuertemente la pesquisa de la Fiscalía en la causa que se sigue contra siete imputados.

El jurista, incluso, ironizó con que a la Fiscalía solo le faltó realizar la “prueba Cenicienta”. Con ello, Chen se refirió a que, según la investigación, uno de los sospechosos habría robado una zapatilla a una de las extranjeras, para luego usarla.

Según Chen, la “prueba de Cenicienta” hubiese consistido en verificar que la medida de la tenis coincidiera con la del pie de alguno de los sospechosos.

El funcionario cuestionó así las pesquisas de la Policía y la acusación, a las cuáles consideró débiles.

Chen, además, reprochó que se usará una prueba de ADN deficiente, pues resaltó que en la ropa de una ofendida solo se halló semen suficiente para conocer la línea paterna del agresor y no para determinar con certeza la identidad de la persona.

El jurista retomó otras objeciones expuestas el martes por sus colegas defensores públicos, Luis Ling y Michael Ureña, y por el litigante Jadiel Quesada.

Ellos señalaron, por ejemplo, que ante la ausencia de las actas de posesión de los teléfonos celulares, no se podía vincular con certeza una línea telefónica a alguno de los acusados.

Esa prueba y otras, como las escucha de las intervenciones telefónicas, fueron rechazadas por el Tribunal.

Mario Chen, John Quesada, Luis Ling, Michael Ureña y Jadiel Quesada (en ese orden en la foto) son el grupo de abogados que ha defendido a los siete imputados durante este proceso. | JOSE CORDERO.
Mario Chen, John Quesada, Luis Ling, Michael Ureña y Jadiel Quesada (en ese orden en la foto) son el grupo de abogados que ha defendido a los siete imputados durante este proceso. | JOSE CORDERO.

Piden castigos. El martes, la representante del Ministerio Público, Carmen Zúñiga, solicitó altas penas contra los sospechosos.

Para cinco de los siete acusados –dos hermanos de apellido Salmon y los otros apellidados Quesada, Cash y Centeno– pidió 60 años de cárcel para cada uno, por los delitos de cinco robos agravados, cinco privaciones de libertad agravada y un homicidio calificado.

Para dos sospechosos, de apellidos Delgado Y Arauz, se solicitaron 35 años por el crimen del joven Mora.

Además, a Quesada, Centeno Cash y uno de los hermanos Salmon también se les achaca otros cuatro robos agravados cuatro privaciones de libertad, una violación calificada y dos violaciones calificadas en grado de complicidad. Por todo ello, la Fiscalía pidió otros 79 años de prisión para cada uno.

Jairo Mora fue asesinado el 31 de mayo del 2013, en una playa de Moín, Limón. Junto con él iban tres voluntarias estadounidenses y una española, quienes figuran como ofendidas.

Asimismo, la Fiscalía sostiene que la causa está vinculada con un ataque contra una familia ocurrido días atrás, en la boca del río Moín.

Etiquetado como: